26 de julio de 2009

El mayor puerto Europa se expande pese caída del transporte

Por Catherine Hornby

ROTTERDAM, Holanda (Reuters/EP) - Desde filas de embarcaciones y embotellamientos hasta la caída en los volúmenes de productos, Johan Blinde, un trabajador de Rotterdam, ha visto la lucha por la sobrecarga en el mayor puerto de Europa convertirse en una ardua pelea por la actividad comercial.

En los últimos años, vio congestiones en terminales que recibían el auge de importaciones de Asia, las que a menudo forzaban a frustrados comandantes de embarcaciones a esperar días para descargar.

Pero con la caída del 13 por ciento en los volúmenes de carga en lo que va del 2009, ahora éstos pueden entrar y salir con facilidad en 24 horas.

Mientras tanto, las dragas están depositando millones de toneladas de arena para ganarle tierra al Mar del Norte, en una extensión de 3.000 millones de euros (4.000 millones de dólares) diseñada para evitar las condiciones obstruidas que el puerto ha padecido en el pasado.

"La congestión ha terminado por completo", dijo Blinde, gerente de operaciones de Rotterdam del transportista surcoreano Hanjin Shipping.

"Hay menos carga en el muelle, tenemos menos llamadas de embarcaciones comparado con el año pasado. Ahora todo el mundo está peleándose por el trabajo", indicó.

La autoridad portuaria está avanzando con sus planes de aumentar su zona utilizable en un 20 por ciento, y ve la caída de la actividad en el marco de la desaceleración económica como un respiro temporal, que les da tiempo para estar preparados cuando se renueve el crecimiento.

"El lado negativo tiene un lado positivo: ahora podemos prepararnos para el próximo período de crecimiento", dijo en una entrevista Hans Smits, director ejecutivo del puerto.

"En los últimos años el crecimiento fue tan fuerte que tuvimos muchos obstáculos para manejar estos enormes flujos de mercaderías. Ahora podemos solucionar el problema para cuando llegue la recuperación", explicó.

El puerto de Rotterdam es un motor para la economía holandesa orientada a las exportaciones, ayudando a mantener el flujo de cerveza, productos lácteos y bulbos de tulipanes hacia el mundo sin dejar de funcionar como una salida clave a Europa para todo tipo de materias primas y productos terminados.

Su extensión tiene previsto agregar hasta 20.000 empleos más que los 250.000 que ya proporciona directa e indirectamente, y reforzará la posición de Holanda como la décimo sexta mayor economía del mundo.

PARTE DEL COMERCIO

Además está en juego la porción del comercio del puerto en Europa, mientras sus rivales se preparan de igual forma para la recuperación. Rotterdam recibió en el 2008 aproximadamente 35 por ciento del comercio que ingresó por la región noroeste, comparado con Amberes que obtuvo el 16 por ciento y Hamburgo el 12.

Las excavadoras están ocupadas distribuyendo de forma pareja 250 millones de toneladas de arena sobre las islas ganadas en la extensión Maasvlakte 2, que para su construcción además requerirán de 7 millones de toneladas de piedra y 20.000 bloques de concreto.

Mientras tanto, Smits espera que tome entre tres y cuatro años para que los volúmenes de carga regresen al nivel de 420 millones de toneladas alcanzado el año pasado, lo que debería coincidir con el atraco esperado para el primer barco en el nuevo puerto el 2013.

Junto a sus pares, Rotterdam ha sido objeto de críticas en el pasado por no invertir lo suficiente y los analistas dijeron que las prioridades estaban dirigidas al manejo de contenedores, que principalmente transportan mercaderías terminadas, y no a mejorar las conexiones hacia fuera del puerto.

"Esta recesión constituye una oportunidad para que Rotterdam y otros puertos en el norte de Europa se reestructuren y se vuelvan más eficientes y el manejo del comercio de carga", dijo el analista de transporte Marc Pauchet de la consultora marítima MSI.

Los contenedores transportan productos que van desde artículos electrónicos a juguetes y los alimentos son transportados cada vez más de este modo. Rotterdam es un popular punto de trasbordo para los barcos por sus profundas dársenas y cortas rutas de acceso desde el mar a los terminales.

Puertos en Asia como el de Shanghái, que en el 2005 asumió el título del puerto más grande que desde en 1962 estaba en manos de Rotterdam, están preparándose para recibir a muchas grandes embarcaciones de carga. Los puertos europeos tienen que ponerse un poco al día, dicen los analistas.

"A medida que las embarcaciones se vuelven más grandes y adquieren la capacidad, para ocuparse de las embarcaciones, los puertos necesitan invertir más en infraestructura como grúas y dragas", dijo Pauchet.

La ubicación de Rotterdam, sus instalaciones e inversión, dirigidas a duplicar con el tiempo su capacidad para manejar contenedores, debería ayudar al puerto holandés a destacarse en Europa, según analistas.

RITMO ADECUADO

"Su proximidad a las principales rutas de navegación y su acceso al mercado Europeo, no sólo por tierra y ferrocarril sino por conexiones fluviales del interior, básicamente no tienen competencia en el norte de Europa", dijo Neil Davidson, director de puertos en la consultora Drewry Shipping.

Otros puertos de la región, como Le Havre en el noreste europeo, Amberes en Bélgica y Hamburgo y Bremerhaven en Alemania, podrían también ganar una parte del mercado en los próximos años. "Puertos como Hamburgo y Bremerhaven tienen ventajas por sus ubicaciones, tienen una fuerte base interior hacia Alemania, y una gran porción de los encargos que llegan a Rotterdam tienen como destino Alemania", sostuvo Pauchet.

El desafío para Rotterdam mientras lleva a cabo su proyecto de expansión será encontrar el lugar adecuado para igualar la capacidad con los requerimientos de la demanda, dijo Davidson.

El volumen de los contenedores ha caído un 15 por ciento en lo que va de este año, pero no tanto como los minerales y la chatarra, cuyo tráfico ha caído 61 por ciento como resultado de la baja demanda industrial del acero. Smits esperaba que este sector sea el primero en mostrar signos de mejoría.

"Espero ver a la industria automotriz repunte nuevamente el año que viene para que se recupere la producción de acero y el rendimiento de una serie de artículos se recuperará", agregó

(1 dólar = 0,718 euros)