19 de octubre de 2015

Medellín rehabilitará a toxicómanos sin separarlos de sus mascotas

BOGOTÁ, 19 Oct. (Notimérica) -

Para muchas personas que viven en la calles, una gran mayoría, adictas a las drogas, tener que separarse de sus mascotas para ingresar en un centro de rehabilitación es uno de los principales obstáculos para iniciarse en su recuperación.

Ante esta realidad, Medellín ha tomado una iniciativa que bien puede ser ejemplo para muchas ciudades del mundo. Así, las mascotas de los habitantes de la calle que acepten iniciar un proceso de desintoxicación y resocialización, serán llevadas al albergue municipal de La Perla, en el corregimiento Altavista de Medellín.

"Si tengo que dejar a mi perro prefiero no rehabilitarme, nos decían los habitantes. Por eso pensamos que había que hacer algo con estas personas", ha explicado el concejal Ramón Acevedo.

La solución: llevar sus perros a La Perla durante el tiempo que dure la recuperación de las personas, cuidarlos allí y devolverlos a sus dueños cuando terminen el proceso.

Además, las personas que estén en los lugares de desintoxicación serán llevadas periódicamente a visitar a sus mascotas para que no pierdan el contacto y puedan compartir con ellas. "Ellos mismos nos han pedido que les guardemos sus mascotas mientras se resocializan", ha dicho Juan Carlos Giraldo, vicealcalde de Salud.

MANEJO DE LOS HABITANTES DE LA CALLE.

El Concejo de Medellín aprobó este sábado, una política pública para el manejo de los habitantes de calle en la ciudad. La misma plantea que los adictos a las drogas que utilicen el espacio público para cometer infracciones o acciones delictivas relacionadas con el consumo de estupefacientes, podrán ser invitadas a formar parte de un programa de desintoxicación en una de las tres granjas con que actualmente cuenta la ciudad.

Según el concejal, Ramón Emilio Acevedo, coordinador de la ponencia, lo primero que plantea la política es la desintoxicación del habitante de la calle, bajo la tutoría de un siquiatra. Luego las autoridades de la ciudad están obligadas a brindarles el resto del tratamiento en unas granjas, en donde harán un trabajo de 'deshabilitación' de su condición de calle, les buscarán la familia y les harán estudio de perfil laboral.

Añadió que con este paso, Medellín se adelanta a las demás ciudades y obliga a que todas sus vicealcaldías y secretarías aporten a la solución de la problemática.

"Ya se está haciendo el proceso de desintoxicación y vamos a avanzar en la mitigación que es llevarlos a las granjas donde se hará un trabajo de reinserción psicológica y social para vincularlos a una dinámica laboral", afirmó Acevedo.

Actualmente en Medellín hay 440 personas que viven en la calle en proceso de desintoxicaicón y a los que se les busca reintegrar de manera digna a la sociedad.

Para trabajar la estrategia de manejo de habitantes de calle, la próxima Administración tendrá recursos por un valor superior a los 799.000 millones de pesos, asignados en el presupuesto general del Municipio para 2016.

"Para solucionar la situación tan compleja de habitantes de calle hay que comenzar por aceptar que más del 80 por ciento de ellos son drogadictos y están en un proceso de disfuncionalidad", concluyó Acevedo.