Médicos Sin Fronteras pide apoyo a la UE para que el Aquarius pueda seguir navegando con la bandera de Panamá

Médicos Sin Fronteras pide apoyo a la UE para que el Aquarius pueda seguir navegando con la bandera de Panamá
24 de septiembre de 2018 EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

Médicos Sin Fronteras pide a la Unión Europea que les defienda ante Panamá para que el buque Aquarius que rescata a migrantes en el Mediterráneo pueda seguir navegando con la bandera de Panamá, después de que este sábado el país latinoamericano comunicara que excluía de su registro al barco tras recibir presiones de Italia.

"Desafortunadamente, es necesario que el Aquarius sea excluido de nuestro registro, ya que esto supone un problema político para el Gobierno panameño y para la flota panameña que llega a los puertos europeos", rezaba la comunicación remitida este pasado sábado por las autoridades panameñas al propietario del barco, Jasmund Shipping.

Sin embargo, SOS Mediterranee y MSF, que operan la embarcación, han asegurado que el Aquarius cumple con todos los estándares marítimos y con las rigurosas especificaciones técnicas exigidas para poder navegar bajo bandera de Panamá, por lo que han reclamado poder seguir ofreciendo una respuesta humanitaria a los migrantes que cruzan el Mediterráneo, y si no es con la bandera de Panamá, piden que se emita inmediatamente una nueva bandera bajo la cual el barco pueda navegar.

A mediados del mes de agosto, Gibraltar retiró ya su bandera del Aquarius alegando que se había registrado formalmente como barco de investigación y no como un buque de rescate. El buque puso entonces rumbo a Marsella para aclarar la situación y tras un mes amarrado en el puerto francés emprendió de nuevo su rumbo al sur del Mediterráneo bajo la bandera de Panamá.

Ahora, según advierten las ONG, este anuncio condena a cientos de hombres, mujeres y niños que buscan desesperadamente un lugar seguro en el que refugiarse, a morir ahogados en el Mediterráneo; y asesta además "un duro golpe a la misión humanitaria del Aquarius, el único barco de búsqueda y rescate no gubernamental que sigue tratando de salvar vidas a día de hoy en el Mediterráneo central".

Cuando llegó la notificación de Panamá, los equipos del Aquarius se encontraban inmersos en una operación de búsqueda y rescate. Durante los últimos tres días, prestó auxilio a dos embarcaciones en apuros y cuenta ahora con 58 supervivientes a bordo, muchos de los cuales tienen necesidad de atención psicológica debido a las terribles experiencias sufridas tanto en Libia como en el intento de cruzar el mar, y que deben ser desembarcados con urgencia en un lugar seguro, de conformidad con el derecho marítimo internacional, según avisan las organizaciones.

Según datos de las ONG, desde el comienzo del año 2018, al menos 1.250 personas se han ahogado al intentar cruzar el Mediterráneo central, un número que calculan puede ser mucho mayor, ya que no todas las muertes o ahogamientos son presenciados o registrados por las autoridades o agencias de Naciones Unidas.