16 de julio de 2016

Médicos de Río de Janeiro denuncian la incapacidad hospitalaria de cara a los JJOO

Médicos de Río de Janeiro denuncian la incapacidad hospitalaria de cara a los JJOO
'ARTE NA UPA'

RÍO DE JANEIRO (BRASIL), 16 Jul. (Notiméx/Notimérica) -

Los cinco hospitales municipales que serán usados para emergencias en los Juegos Olímpicos están saturados y carecen de equipo suficiente para afrontar la llegada de miles de turistas de cara a los Juegos Olímpicos, que se celebrarán entre el 5 y el 21 de agosto, según ha denunciado una asociación de sanitarios de la ciudad.

El Consejo Regional de Medicina del estado de Río de Janeiro (Cremerj), que representa a 50.000 médicos, ha publicado este viernes un informe tras supervisar las áreas de atención de urgencias de los cinco hospitales de la ciudad elegidos para brindar asistencia durante las Olimpiadas.

Durante la inspección realizada entre el 5 y el 8 de julio a las cinco unidades, el Cremerj constató que "las actuales condiciones de funcionamiento y ocupación no permiten acomodar nuevos pacientes".

"Hay un gran número de pacientes internados de forma improvisada en los pasillos, en camillas y sillas, debido a la falta de camas y de estructura adecuada", ha señalado el consejo en su informe, que denuncia una saturación de urgencias, falta de equipo y de médicos especialistas.

En una entrevista concedida a la agencia estatal mexicana Notimex, el director del Cremerj, Gil Simoes, ha asegurado que "en caso de un atentado sería muy difícil atender a los pacientes en urgencias", en referencia a los últimos acontecimientos que se han producido en ciudades como Niza (Francia).

"No es un informe para crear pánico. Queremos que el gobierno del estado y la municipalidad tengan tiempo para revisar algunas conductas", ha señalado Simoes, que ha añadido que actualmente "hay una parte de la población que no está siendo atendida en urgencias por falta de capacidad".

Simoes ha denunciado que durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, la población local de la ciudad "tendrá que esperar hasta después de los Juegos para recibir tratamiento", ya que de otra forma no habría manera de asistir a los visitantes.

"Habrá un prejuicio para la población local. Es el 'juego de las sillas': unos salen para que entren otros. Es la situación de la salud pública en Río de Janeiro. No es una novedad", ha aseverado.

El informe se publica horas después del ataque registrado en Niza --que ha dejado decenas de muertos--, y el mismo día en que Brasilia ha aceptado "revisar" su plan de seguridad ante la amenaza de que se produzcan atentados en una ciudad que recibirá cerca de medio millón de personas durante las Olimpiadas.

La Alcaldía de Río ha declarado a Notimex, sin embargo, que el posicionamiento de la Cremerj es "político" y carece de veracidad.

"El Cremerj hace una oposición política a la alcaldía de Río y sus declaraciones no tienen otro objetivo sino denigrar la imagen de la red pública de salud", ha señalado la alcaldía en un comunicado.

"Todos los hospitales de referencia son unidades de la red municipal y están desde hace cuatro años preparándose para atender a la población y al público que vendrá para las Olimpiadas y que necesite atención hospitalaria", ha agregado la alcaldía, que ha reafirmado también que los cinco hospitales "de referencia olímpica están preparados".