3 de enero de 2007

México.- El 2006 se cierra en México con un saldo oficial de 400 muertos en la frontera con los Estados Unidos

CIUDAD DE MÉXICO, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

El balance oficial de muertos en la frontera con Estados Unidos durante el 2006 fue de 400 muertos, aunque las propias autoridades admiten que el número podría ser aún mayor.

El fortalecimiento de las medidas contra la inmigración en Estados Unidos y la omisión del Gobierno mexicano provocaron la muerte de al menos 400 personas, así lo aseguró el secretario de la Comisión de Población, Fronteras y Asuntos Migratorios en la Cámara de Diputados, Edmundo Ramírez.

Por su parte, el coordinador de temas de migración del Partido Revolucionario Institucional (PRI) informó que la cifra de 400 fallecimientos es la oficial, pero aseguró que hay una "cifra negra" de más cientos de migrantes que mueren en el desierto, que no son encontrados y que se les sepulta en calidad de desconocidos.

"Hay un panorama desolador para los paisanos y migrantes, porque hay una ofensiva de deportaciones masivas, avanza la construcción del nuevo muro fronterizo y en México el Gobierno recorta recursos y programas para la atención de ese sector de la población que aportó en el 2006 más de 20 mil millones de dólares en remesas", señaló Ramírez, según informa hoy el diario mexicano 'El Universal'.

"Nadie aboga por los migrantes ante el recrudecimiento de las políticas antiinmigrantes de Estados Unidos, y la falta de creación de empleos en zonas rurales y urbanas de México que ponen en una situación preocupante a nuestros paisanos", declaró.

Ramírez expuso que de acuerdo a un estudio del Centro de Estudios Fronterizos y de Promoción de los Derechos Humanos, sólo en el río Bravo murieron, del 1 de enero al 30 de noviembre de 2006, murieron 77 mexicanos ahogados en dicho cauce fronterizo. En el 2005 se contabilizaron oficialmente 378 migrantes fallecidos en su intento por cruzar la frontera, según cifras de la propia Comisión de Población, Fronteras y Migración.

El diputado prisista lamentó que frente a esa situación no exista ningún programa de empleo emergente en zonas expulsoras de mano de obra en el país, y por el contrario se haya propuesto y aprobado en el Presupuesto de Egresos de la Federación una disminución de más de 5 por ciento a los programas de defensa, apoyo jurídico e incluso para la repatriación de cadáveres de paisanos que fallecen en Estados Unidos.

Además según Ramírez a finales de 2006 se inició en Estados Unidos una nueva "ofensiva" en contra de migrantes mexicanos, ello con un operativo en los estados de Colorado, Nebraska, Texas, Utah, Iowa y Minnesota, en empacadoras de carne bajo el pretexto de una investigación sobre "robo de identidad".