28 de septiembre de 2007

México.- El 90% de los hoteles de Riviera Maya cuenta con refugios avalados por Protección Civil

PLAYA DEL CARMEN (MÉXICO), 28 Sep. (Del enviado especial de EUROPA PRESS Ernesto Muñoz) -

El 90% de los hoteles de Riviera Maya, en el Estado mexicano de Quintana Roo, cuenta con refugios avalados por el Colegio de Arquitectos mexicano y Protección Civil, órgano que actualmente trabaja mano a mano con la Asociación de Hoteles de este destino turístico para que la totalidad de los establecimientos dispongan de refugios homologados en un futuro próximo.

Así lo explicó en un encuentro con periodistas españoles Antonio Morales, director de Protección Civil del Municipio de Solidaridad, del que depende el destino Riviera Maya, donde gran parte de la planta hotelera corresponde a marcas como Barceló, Riu, Sol Meliá e Iberostar.

Remarcó que en los hoteles es donde se da la mayor concentración de personas en el municipio, por lo que "se exigen planes de contingencia a todos los establecimientos para actuar antes, durante y después de un huracán". "El objetivo es que el turista sea resguardado donde se hospeda", añadió.

Además, hizo hincapié en la existencia de un sistema nacional de alerta temprana para huracanes desde el año 2000, con una escala de cinco colores que van del azul al rojo, en función al tiempo que podría tardar el huracán en llegar a la zona. Este sistema también está incluido en los planes de contingencia de los hoteles, y todos los medios de comunicación locales tienen la obligación de difundir estas alertas, con mayor o menor frecuencia dependiendo del nivel.

La alerta roja, que significa "peligro máximo", se establece cuando la línea de vientos de un ciclón de al menos 63 kilómetros por hora se encuentra impactando la zona o bien pudiera alcanzarla en un tiempo igual o menor a 18 horas. En este caso, cada tres horas deben emitirse avisos a través de los medios de comunicación.

Cuando la alerta es naranja, la anterior a la roja, ya se crean comités de emergencia con el presidente municipal al frente y responsables de los diferentes departamentos, incluidas fuerzas del orden, para poner en marcha los trabajos preventivos necesarios y la habilitación de refugios para la población. "El principal objetivo es salvaguardar la vida humana", remarcó Morales. En estas tareas para garantizar la seguridad de ciudadanos y turistas ante la llegada de un huracán también participan el Ejército y la Marina mexicanos.

'EMILY' Y 'WILMA'.

En 2005 Riviera Maya se vio golpeada con dureza por dos huracanes, en julio por 'Emily', de categoría 3, y después por 'Wilma', de categoría 4. Causaron grandes daños en las infraestructuras de la zona, aunque Morales recordó el rápido tiempo de reacción de las autoridades. Entre otras cuestiones, una semana después ya se había recuperado un 90% de la energía eléctrica en la zona.

Tras 'Emily' y 'Wilma' se amplió el periodo de la temporada de huracanes, desde julio hasta noviembre, cuando antes octubre era el mes tope. "El calentamiento global de la atmósfera es una realidad, ya no es ciencia ficción, y Riviera Maya no es una excepción. Hemos tenido huracanes de gran intensidad y formados en condiciones hasta ahora no habituales, y esto es un efecto del calentamiento global", explicó Morales. Por último, afirmó que los ciclones de 2005 "dieron mayor madurez, aunque ya entonces autoridades y hoteles operaron coordinados en base a manuales y planes de contingencia".