28 de febrero de 2007

México.- Alfonso Arau asegura que hacer cine en México es un "milagro"

MÉXICO, 28 Feb. (EP/AP) -

Después de la euforia desatada por las 16 nominaciones a los premios estadounidenses 'Oscar' y las dos estatuillas logradas este año por los mexicanos, se esconde un "personaje siniestro", un "asesino silencioso" que amenaza constantemente a la industria cinematográfica y que impide una mayor realización de productos nacionales.

Así opinó Alfonso Arau, reconocido mundialmente por el filme 'Como agua para chocolate', quien dijo que durante los últimos 50 años los gobiernos mexicanos han conspirado para "matar" lentamente a la industria del cine, por lo que cada película que logra terminarse aquí es un "milagro".

"Los cineastas mexicanos no hacemos películas, hacemos milagros", dijo el realizador en una entrevista vía correspondencia electrónica con AP.

"Me temo que nuestro cine es víctima de una conspiración siniestra: a algunos políticos --algunos presidentes incluidos-- les parece la industria incómoda, le tienen miedo, la democracia les produce urticaria", aseguró. Por ello, el director se preguntó para qué propiciar una industria que puede crearles problemas.

Así, Arau pidió al actual presidente Felipe Calderón que cambie ese panorama y propicie una "reforma cinematográfica" que incluya leyes, similares a las que ya ha anunciado para hacer crecer a las otras industrias, que provoque un "renacer a la industria del cine".

Además, el cineasta propuso "apoyos fiscales, estímulos a la inversión y limitaciones a las empresas que se llevan billones al extranjero". Y recordó que en Brasil se hizo una reforma similar y hubo un salto de 15 películas al año a 150, mientras que en Irlanda se aprobó devolverle a los realizadores extranjeros el 15 por ciento del dinero que gastasen en territorio irlandés, lo que también contribuyó a un aumento en las producciones.

En este sentido, dijo que "el presidente Calderón, el entusiasta promotor de México en el mundo, sabe que la industria del entretenimiento, la cinematográfica incluida, es la segunda productora de divisas en el país más poderoso, que crea relaciones públicas y poder político a nivel global, que impulsa el turismo, en suma, sabe muy bien que 'el cine es el rostro de un país', y se espera que así lo asuma".

Sobre la discusión pública que se ha generado sobre si las películas de los tres directores nominados al Oscar, Alejandro González Iñárritu, Alfonso Cuarón y Guillermo del Toro, reflejan el pensamiento mexicano a pesar de que fueron filmadas fuera del país, Arau dijo que "la nacionalidad de una película la da el director".

El hecho de que la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos los haya reconocido a ellos y a otros como Guillermo Navarro y Eugenio Caballero, por fotografía y dirección artística de 'El Laberinto del fauno' respectivamente, beneficia "a todos los hispanos y latinoamericanos".

"Nuestros éxitos han logrado que actualmente, a los directores latinos les contesten el teléfono en Hollywood", dijo Arau, también creador de 'A Walk In The Clouds' (Un paseo por las nubes).

Respecto a sus próximos proyectos, Arau indicó que viajará a Roma este fin de semana para filmar 'L'Imbroglio Nel Lenzuolo' con Mariagrazia Cucinotta ('El cartero') y que a finales de año rodará 'Dare To Love Me', la vida amorosa del cantante Carlos Gardel, en Bucarest y París. Ambas producciones contarán con la dirección fotográfica de Vittorio Storaro ('El último emperador', 'Apocalypse Now').