19 de abril de 2007

México.- Asciende a tres el número de muertos cuando un grupo de hombres armados irrumpieron en un hospital de Tijuana

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

Tres personas murieron cuando un grupo de hombres armados, que se hicieron pasar por miembros de la Agencia Federal de Investigación mexicana (AFI), irrumpieron ayer en un hospital de Tijuana para intentar rescatar a un delincuente herido y se enfrentaron a la Policía, informan medios de comunicación locales.

Los asaltantes se atrincheraron durante cerca de seis horas en el interior del hospital general de Tijuana y protagonizaron un tiroteo contra la Policía, del cual resultaron muertos dos policías y un delincuente, además de provocar heridas a otras dos personas.

El suceso comenzó cuando el grupo de delincuentes, que estaba formado por unos ocho individuos, chocaron con un autobús de pasajeros en las inmediaciones de la Unidad Contra Robo de Vehículos de la Procuraduría del estado, informa el diario local 'El Universal'. A continuación, la Policía inició una persecución durante la que uno de los asaltantes murió y otro resultó herido.

Según indicó el comandante de la Policía ministerial en Tijuana, Jaime Niebla, el herido fue trasladado al Hospital General de la ciudad mexicana, a unos siete kilómetros del primer altercado, a donde sus compañeros acudieron para rescatarle y se produjo un segundo tiroteo.

Los fallecidos durante el enfrentamiento en el hospital fueron los agentes de la Policía Estatal Preventiva, Miguel Ángel López Torres y Rodolfo García Parrales.

Algunos de los pacientes y personal del hospital pudo escapar en los primeros momentos de pánico y desconcierto, pero quedó gente en el interior. Asimismo, se pudo desalojar a una treintena de niños que se encontraba en el área de Pediatría del centro.

Las autoridades informaron de la detención de dos de los asaltantes, identificados como Daniel Estrada, alias 'El Macoco', y Ernesto Sánchez Vega, alias 'El Chivo', aunque no confirmaron los rumores que apuntaban que el comando amenazó al principio con detener a varios rehenes.

En un posterior tiroteo, la Policía consiguió detener a otras seis personas implicadas en lo sucedido, pero cuya identidad no ha sido facilitada.