19 de septiembre de 2007

México.- Calderón iza la bandera mexicana en el Zócalo en recuerdo a las víctimas de los terremotos de 1985

MEXICO DF, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de México, Felipe Calderón, encabezó esta mañana una sobria ceremonia de izamiento de la bandera nacional a media asta en el histórico Zócalo del Distrito Federal, a las 07:00 horas, para recordar a las víctimas de los violentos terremotos que asolaron la ciudad hace 22 años.

Sin la presencia de autoridades o representantes del Gobierno de la Ciudad de México, presidido por Marcelo Ebrard, el titular del Ejecutivo estuvo acompañado de los secretarios de Defensa, Guillermo Galván; Marina, Mariano Francisco Saynez; de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña, y la titular de Protección Civil, Laura Gurza.

Calderón salió de Palacio Nacional y caminó a la plancha del Zócalo hasta el pie del asta bandera donde accionó el botón que levantó a media asta la enseña nacional. Inmediatamente después se dio por parte de la banda del Ejército el Toque de silencio con trompeta y tambores.

Posteriormente se entonó el Himno Nacional y el mandatario, acompañado por los funcionarios federales abandonaron el lugar, en un emotivo acto para recordar la memoria de las decenas de miles de personas que perdieron la vida en una de las mayores tragedias que recuerdan los mexicanos.

Marcelo Ebrad encabezó otro acto en la Plaza de la Solidaridad, donde se prendieron veladoras, se colocó una ofrenda floral y fotos de los edificios destruidos después de los terremotos. Además, izó una bandera a media asta y dijo que lo ocurrido en 1985 "dejó una gran lección", la necesidad de prepararse para futuros seísmos.

También subrayó que la administración capitalina construirá el Centro de Emergencias más avanzado de México, el cual coordinará las contingencias que se lleguen a presentar en la capital del país. Y anunció la creación de una red de comités de Protección Civil en toda la ciudad.

En otro lugar de la capital, en la plaza de las Tres Culturas, una de las más golpeadas por los violentos terremotos, se celebró una misa en memoria de los fallecidos. Además, elementos del cuerpo de rescate Topos hicieron una guardia de honor, según informa la prensa local, de la que se hace eco Europa Press.

El número oficial de fallecidos tras los terremotos fue entre 6.000 y 7.000. Sin embargo años después y gracias a la apertura de información de varias fuentes el registro aproximado se calculó en 35.000 muertos aunque hay fuentes que aseguran que la cifra rebasó los 40.000 muertos.