17 de diciembre de 2007

México.-Una caravana de payasos solidarios parte de Galicia a Chiapas (México) para extender la risa a sus habitantes

El proyecto cuenta con casi 11.000 euros recaudados en el Festiclown 2007 y Maraclown Solidario, celebrado este verano en Santiago

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Una caravana de payasos solidarios que parte hoy de Santiago de Compostela hacia México aspira a trasladar la risa a colectivos indígenas del Estado mexicano de Chiapas con actividades de clown y de la risa para dotar a las comunidades locales de instrumentos para "sobrevivir a una realidad hostil".

En palabras del representante de la Cooperactiva Cultural a la Caravana Solidaria, Fran Rei, se trata de un proyecto "social, solidario, pero sobre todo político", que se dirigirá a México para ayudar a los pueblos indígenas.

Fran Rei explicó que la zona atraviesa "un período de conflictividad" en la que conviven, en una misma área, partidarios fuerzas militares y pueblos zapatistas --aquellos que apoyaron a Emilio Zapata en la Revolución de 1994 pidieron mejoras en las condiciones de vida de esas comunidades--.

En este contexto, partirá la Caravana Solidaria con los fondos recaudados en el Festiclown 2007, que asciende a cerca de 11.000 euros y que se consiguió --a través de la 'Mostra Internacional de Interior'-- y el Maraclown Solidario, dos iniciativas celebradas en agosto en la ciudad gallega de Santiago de Compostela.

LA EXPEDICIÓN.

La caravana 'Os Sete Magníficos + 1', integrada por un total de cinco personas, llegará a territorio mexicano el 20 de diciembre y durante 25 días desenvolverán talleres de magia, clown o zancos. También aportará medicamentos a las zonas más afectadas por las inundaciones del pasado mes de noviembre y otras comunidades en las que el acceso es complicado y hay "importante" presencia paramilitar.

Entre los miembros de la expedición se halla la realizadora catalana Ana Soldevila, quien elaborará un documental sobre la expedición con el fin dar a conocer la situación de los indígenas en Chiapas, así como la labor que desempeñan los animadores en la vida de estos pueblos mexicanos.

Fran Rei se refirió a la "buena acogida" del proyecto en años anteriores y destacó la repercusión que tienen este tipo de actividades al vaticinar que "dentro de unos años serán los propios indígenas quienes establezcan una caravana y enseñen a otros pueblos actividades de clown".

Finalmente, Rei aseguró que, pese al peligro que lleva consigo este tipo de campañas humanitarias, los integrantes no "perciben el riesgo" y "desconocen lo que se cuece por detrás", aunque están acompañados en todo momento por gente nativa zapatista, incluso para "labores de higiene".