5 de noviembre de 2007

México.- Cerca de 20.000 personas siguen aisladas en el Estado mexicano de Tabasco debido a las inundaciones

CIUDAD DE MÉXICO, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Al menos 20.000 personas siguen aisladas en sus casas debido a las inundaciones que afectan al Estado mexicano de Tabasco, ya que se negaron a huir por miedo a que robaran sus pertenencias, según el Gobernador del Estado, Andrés Granier.

Granier declaró que prácticamente todo está destruido por lo que "hay que empezar a reconstruir todo". Al referirse a las personas que todavía están en las azoteas, el Gobernador precisó que se debe "a la cultura del tabasqueño, no se debe a que no hayan salido por falta de ayuda sino porque se quedaron a cuidar sus pertenencias", dijo a W Radio.

El Gobernador acotó que hasta el momento son cerca de un millón de tabasqueños los damnificados por las inundaciones y explicó que su Gobierno analiza la posibilidad de reducir el agua, concentrada en la capital del Estado, Villahermosa.

"Yo no puedo permitir que estos hechos se registren, no va a haber perdón para estos sujetos, no se vale por más que la necesidad sea muy grande", señaló acerca de los robos registrados, aprovechando la catástrofe y dijo que la comida se está distribuyendo en toda la zona con lanchas y helicópteros.

Además, dijo que respeta la opinión del presidente de México, Felipe Calderón, de que fueron las condiciones climáticas las que provocaron la tragedia pero pidió de todas formas que se mejoren las infraestructuras de la zona. "Yo no difiero en cuanto la alteración climática, respeto la opinión pero definitivamente se deben hacer las obras de infraestructura necesarias, eso lo que le pedimos al presidente".