7 de noviembre de 2007

México.- Se confirman dos muertos a causa de la inundación que provocó un alud el lunes en un poblado sureño de Chiapas

OSTUACAN (MÉXICO), 7 Nov. (EP/AP) -

Se confirma la muerte de al menos dos personas por un alud que barrió un poblado del estado sureño de Chiapas, mientras los equipos de rescate continúan la búsqueda de supervivientes.

"Ya hay dos muertos confirmados y posiblemente sean más", dijo ayer el gobernador de Chiapas, Juan Sabines. No obstante, el responsable de Protección Civil del estado de Chiapas, Luis Manuel García, aseguró que sólo se había localizado el cuerpo de una mujer de 40 años, miembro de la comunidad San Juan Grijalva. García comentó que la comunidad tenía 140 habitantes, de los cuales 95 ya están plenamente ubicados en algunos albergues.

El responsable de Protección Civil explicó que el cuerpo de la mujer fue localizado flotando sobre el Río Grijalva por habitantes de la comunidad de Playa Grande, a unos dos kilómetros del lugar donde se produjo el deslizamiento. Por su parte, el gobernador dijo que la otra víctima era un hombre.

Las autoridades informaron la tarde del lunes del derrumbe de un cerro sobre el río Grijalva que provocó una gran ola que cubrió la comunidad de San Juan Grijalva, en un incidente relacionado con las lluvias e inundaciones que han afectado al sur del país.

San Juan Grijalva se localiza a poco más de 70 kilómetros al sur de Villahermosa, la capital de Tabasco, el estado más afectado por las inundaciones provocadas por el desbordamiento de ríos y que está situado a unos 650 kilómetros al sureste de la capital mexicana.

El secretario de Gobernación federal, Francisco Ramírez, dijo que en las labores de búsqueda participan buzos para buscar a las víctimas en las aguas del río Grijalva y entre los restos de las viviendas.

Ramírez agregó que, gracias al ganado, la comunidad salió de sus casas antes de que éstas desaparecieran. Cuando las reses huyeron a la sierra al escuchar los primeros estruendos del alud, "se fueron tras ellos todos los habitantes con rifles y escopetas", pensando que alguien estaba robando sus reses. La mayoría de los habitantes fueron trasladados a Ostuacán, la principal localidad del municipio al que pertenece San Juan Grijalva.

Habitantes de San Juan Grijalva dijeron a la AP que fueron despertados la noche del domingo por un sonido estrepitoso y el estruendo de la caída de rocas por las laderas cercanas. El gobernador calificó la ola posterior como un "minitsunami".

La mayor parte de Tabasco continúa inundada a causa del desbordamiento de ríos. Autoridades estatales y federales estiman que la situación podría normalizarse en Tabasco en los próximos tres meses.