1 de febrero de 2010

México.- El delantero Cabañas evoluciona de forma "muy favorable" y recupera el movimiento de la parte izquierda

Los médicos advierten de que "una infección lo puede llevar a la muerte" y rechazan poder adelantar las secuelas del disparo

MÉXICO DF, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El delantero paraguayo Salvador Cabañas evoluciona de forma "muy favorable" del edema cerebral que sufrió el jugador, que ha recuperado parte del movimiento de sus extremidades izquierdas del cuerpo, informó el neurocirujano que lo atiende, Ernesto Martínez Duhart.

"La evolución de Salvador ha sido muy favorable, le hicimos una nueva tomografía que nos muestra que hay menor cantidad de sangre y menos inflamación, eso es lo estamos viendo clínicamente con Salvador", explicó en rueda de prensa, informó el diario 'La Crónica de Hoy'.

El médico aseguró que el delantero paraguayo de 29 años del club América no sólo ha mantenido mejor su estado de conciencia, sino que también ha mejorado sus capacidades de habla y los movimientos del lado izquierdo de su cuerpo.

"Ha estado muy despierto, su lenguaje es más fluido y sus movimientos están conservados en las cuatro extremidades, ha mejorado impresionantemente el movimiento en lo que corresponde a su lado izquierdo", precisó el neurocirujano.

Asimismo, el equipo médico que lo atiende pudo comprobar el domingo, tras realizarse una prueba, que su organismo "toleró perfectamente" la alimentación con comida normal.

A pesar de ello, precisó que no han comenzado a alimentarle de forma normal, algo que podría ocurrir este mismo lunes si vuelve a tolerar la ingesta.

Igualmente, el cirujano adelantó otros detalles que dejan entrever la mejoría en la condición del jugador. "Estamos muy satisfechos con la evolución. Estuvo muy tranquilo viendo el partido, vio todos los carteles que sacaron en la televisión y en ningún momento se alteró su frecuencia cardiaca", explicó, en alusión al partido de este domingo entre los equipos América e Indios de Ciudad Juárez.

A pesar de todas estas mejoras, el neurocirujano quiso dejar claro que el peligro para el jugador no ha pasado y adelantó que su condición podría verse complicada por alguna infección.

EL RIESGO NO HA PASADO

"No han pasado los riesgos, porque existe la posibilidad de infección, estas se manifiestan tras siete días de la agresión, esperemos que esto no suceda. Por otro lado tenemos que retirar ya el drenaje ventricular y vigilar que pueda absorber los líquidos para seguir avanzando rápidamente, como lo ha estado haciendo", explicó.

"Una infección lo puede llevar a la muerte, porque un nuevo sangrado significa que el riesgo todavía no pasa, es decir que no podemos cruzarnos de brazos y decir que ya está fuera de peligro", apostilló.

Asimismo, no pudo adelantar si el jugador podrá volver a ejercer. "Sabemos que puede mover sus extremidades voluntariamente pero no sabemos si va a poder volver a jugar, no sabemos con precisión el grado de secuelas que se puedan dar", explicó Martínez.

El neurocirujano confirmó que no tratarán de retirarle la bala que le dispararon en el lado derecho de la cabeza, hace ahora una semana mientras que se encontraba en un bar en Ciudad de México y admitió que todavía tiene algo de confusión en los recuerdos.

"Podrá dar su declaratoria en el momento que venga la Procuraduría, pero él no se va a acordar de lo sucedido. Está consciente, reconoce familiares, pero no sabe bien la fecha, ni donde está, sabe que está en un hospital, pero no sabe donde, ni por qué está y ni lo ha preguntado", explicó.

"Cuando recibe el impacto pierde el conocimiento, lo recupera y llega aquí consciente y el deterioro por la hemorragia hace que pierda el conocimiento y cuando esto sucede no se registra en el cerebro nada, entonces él, se acuerda que fue al lugar, me imagino, pero no se va acordar de nada, hasta el día que despertó totalmente que fue antier, ese pedazo de tiempo está borrado de su mente", concluyó.