1 de septiembre de 2006

México.- Detienen a un sospechoso de participar en el ataque con granadas de hoy a la sede de un diario en Mérida

CIUDAD DE MEXICO, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó de la detención de un individuo sospechoso de participar en el ataque con granadas perpetrado esta mañana contra las instalaciones del diario 'Por Esto' de la ciudad de Mérida, un incidente que se saldó con dos heridos leves y que la PGJE lamentó como un "caso insólito".

El procurador Armando Villareal confirmó que el suceso ocurrió poco antes de que los trabajadores del diario comenzaran hoy su jornada laboral. Según las primeras investigaciones, dos individuos bajaron de un vehículo de lujo y tras abrir la puerta de la redacción, arrojaron un par de granadas que aparentemente, eran de "ruido". Una de ellas fue desactivada posteriormente.

Durante el incidente, dos guardias de seguridad resultaron levemente heridos por los cristales rotos a causa de la explosión.

Sin embargo, no fue necesario hospitalizarlos y se encuentran ahora en la sede la PGJE para prestar declaración.

Tras calificar el episodio de "lamentable", Villareal informó de que las autoridades lograron detener a un sospechoso y que decomisaron el vehículo en las inmediaciones de la principal central de camiones de la ciudad, donde los sujetos --que eran cuatro, según informaciones apuntadas por la prensa local-- huyeron tomando dos autobuses que se dirigían a distintos puntos de esta localidad.

Según el procurador, el hecho es un "caso insólito" en el estado y esto hará a la dependencia esté a partir de ahora en alerta a fin de evitar nuevos hechos de violencia como éste.

Por su parte, el delegado de la Procuraduría General de la República (PGR), Nicolás Hernández, destacó que existe una coordinación entre las diferentes instancias judiciales y policiales de la entidad para detener con celeridad a los culpables.

Según varios testigos citados por la agencia estatal Notimex, la explosión se registró 30 minutos antes de la entrada del personal administrativo a la sede del diario y media hora después de que entraran los niños a una escuela ubicada a unos 60 metros del lugar de los hechos.