23 de enero de 2014

EEUU "lamenta" la decisión de Texas de ejecutar a Édgar Tamayo

WASHINGTON, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos ha "lamentado" la decisión del estado de Texas de seguir adelante con la ejecución del mexicano Édgar Tamayo, a pesar de que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) había recomendado revisar el caso, al tiempo que ha reiterado el compromiso del país con sus obligaciones internacionales.

El mexicano-estadounidense fue ejecutado ayer en cumplimiento de la condena dictada en su contra por el asesinato de un miembro de la Policía de Texas en 1994. Según la reconstrucción de los hechos, Tamayo había sido detenido y mientras estaba esposado en el coche de policía sacó una pistola --que no le habrían detectado-- y disparó tres veces al agente, que falleció en el acto.

Tamayo, de 46 años, era uno de los reos a los que afecta el llamado 'fallo Avena', emitido en 2004 por la CIJ, según el cual "Estados Unidos está obligado a revisar y reconsiderar las sentencias de 51 mexicanos que fueron condenados a la pena capital sin haber sido notificados de su derecho a recibir asistencia y protección consular".

"El Departamento de Estado "lamenta" la decisión de Texas de seguir adelante con la ejecución de Tamayo sin esa revisión y reconsideración", ha dicho Marie Harf, una de las portavoces de la diplomacia estadounidense.

Harf ha reiterado "el compromiso de Estados Unidos de seguir trabajando para el cumplimiento de las obligaciones internacionales bajo el 'fallo avena'. "Este caso ilustra la importancia de que el Congreso apruebe la Ley de Cumplimiento de la Notificación Consular", ha considerado.

A este respecto, ha subrayado que "el cumplimiento de las obligaciones internacionales de Estados Unidos bajo el 'fallo Avena' es vital para su capacidad para garantizar el acceso consular de los estadounidenses detenidos en el extranjero, así como para mantener la cooperación entre gobiernos en otras cuestiones".

"El Departamento de Estado ha comunicado estos importantes intereses a Texas respecto a Tamayo, urgiendo a sus autoridades a retrasar la ejecución para dar una oportunidad a la revisión y reconsideración de su caso", ha revelado.

PRESIÓN DE MÉXICO

El Gobierno de Enrique Peña Nieto también ha lamentado la ejecución Tamayo y ha acusado a Estados Unidos de "violar" la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, en la que se fundamenta el 'fallo Avena'.

México ha asegurado que "ha hecho uso de todos los recursos políticos, legales y administrativos disponibles para evitar la ejecución de este connacional", en coordinación con sus abogados.

Entre las acciones legales más recientes se encuentran la presentación de un recurso judicial fundado en las determinaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que el 18 de enero de 2012 otorgó medidas cautelares ordenando la suspensión de la ejecución.

De igual manera, el pasado 14 de enero se presentó una demanda federal en Austin, solicitando que el gobernador, Rick Perry, y la Junta de Perdones y Libertad Condicional (BPP) de Texas se abstengan de proceder con la ejecución.

Las acciones políticas incluyen cartas enviadas por el ministro de Exteriores, José Antonio Meade; el embajador de México en Estados Unidos, Eduardo Medina Mora; el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plasencia; y diversos legisladores a Perry y a la BBP solicitando la suspensión de la ejecución.

En el plano internacional, la CIJ, Naciones Unidas, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH), el Consejo de Europa y varias ONG dirigieron misivas apelando igualmente a la autoridades de Texas para suspender la ejecución de Tamayo.

Para leer más