18 de junio de 2007

México/EEUU.- El mexicano González Iñárritu critica que la cultura del ocio de EEUU crea "adictos al cine comercial"

Cineasta iberoamericanos, reunidos en Casa de América desde hoy, firman un manifiesto en el que piden el fomento de su cinematografía

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El director Alejandro González Iñárritu criticó hoy que la cultura del ocio de EEUU fomenta la creación de público "adicto al cine comercial, propenso a los finales felices, a la irrealidad y al infantilismo". El cineasta mexicano participa desde hoy en el ciclo 'Jóvenes talentos del cine Latinoamericano', que se celebra en la Casa de América de Madrid. Iñárritu, junto a otros realizadores, como Víctor Gaviria o Daniel Burman, se han adherido a un manifiesto en el que piden más ayudas para el fomento de la cinematografía hispana.

"El problema del cine iberoamericano no es que no haya talento o la producción sea baja. Hay grandes películas y grandes cineastas", señaló Iñárritu, señalando que los gobiernos deben atender áreas como la distribución, la exhibición y la promoción y fomentar que las televisiones no "rehúsen" a emitir este cine o lo hagan en "horarios indignos".

Iñárritu, quien destacó que está en contra del proteccionismo, dijo, no obstante, que es fundamental hacer una campaña de promoción para que el público sepa qué películas están en cartelera para "luchar contra los monstruos de EEUU". "Las películas iberoamericanas son más ambiciosas, tratan temas confrontadores y la gente no está preparada o no quiere pasarlo mal en el cine", dijo.

EL "GENOCIDIO CULTURAL" DE LA TV

"La cultura del ocio de EEUU crea adictos al cine comercial, de escape", subrayó Iñárritu, destacando que es "la televisión la que forma la cultura de un país" y ésta "ha hecho el mayor genocidio cultural", si bien es consciente de que "a los empresarios de las televisiones es difícil decirles que dejen de ganar dinero".

Pero, según el director de 'Babel' o 'Amores perros', "hay soluciones de cambio, posibilidades de hacer una competencia justa y una red para que la gente elija ver otras películas". "EEUU se está dando cuenta de que hay un negocio en la cinematografía local y habrá una futura inversión extranjera", prosiguió, poniendo como ejemplo el aumento del número de coproducciones en casos como el director Guillermo del Toro.

"PODER HIPNÓTICO DE EEUU"

Gaviria ('Sumas y restas'), por su parte, afirmó que el mercado cinematográfico en Iberoamérica es "muy grande", pero que existe "un interés económico y cultural" para que este cine no se propague. "Tenemos que hacer una red de exhibición y distribución, porque tenemos buenos directores y estamos a punto de perderlos", insistió el director colombiano, apuntando que "es importante hacer una batalla cultural para quebrar el poder hipnótico del cine de EEUU".

Por último, el argentino Daniel Burman ('Diarios de motocicleta') precisó que sería conveniente empezar por "cambiar la mente de nuestros hijos" y regular la televisión, que es el medio por el que "entran todos los contenidos". "Hay que incorporar las cinematografías locales a la educación", concluyó.