13 de octubre de 2006

México.- El Ejército dictamina que el material hallado en la maleta de la gallega detenida es "de fabricación española"

El Gobierno español está convencido de la inocencia de la joven y considera este suceso como "un hecho aislado"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

El informe del Ejército mexicano sobre el supuesto detonador hallado en la maleta de la joven gallega Ana María Ríos Bemposta junto con munición establece que se trata de "un artificio de guerra de fabricación española", según informaron a Europa Press fuentes de la Procuraduría General de la República (PGR) en Cancún.

Este expediente del Ejército de México que determina que el material hallado en la maleta de la turista gallega es "un artificio de guerra" originó la apertura de la investigación por parte de la PGR, que ya ha remitido su expediente por un supuesto delito de violación de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos al Juzgado número 2 en material penal federal.

Por ello, los abogados de la joven gallega, que volvía de su luna de miel cuando fue detenida, intentan demostrar, además de que Ana María Ríos no mantuvo contacto con el material explosivo puesto que carece de sus huellas dactilares, que el supuesto detonador hallado en su maleta "no es un artificio como tal", ya que necesitaría de más componentes para llegar a activar explosivos.

"Intentan demostrar que es el inicio de algo, pero no un artificio para hacer explosionar nada", aseveraron las fuentes de la PGR consultadas. El hallazgo de este artefacto es lo que más complica la situación de la joven, ya que según la legislación mexicana, por la posesión de las balas también hubiese incurrido en un delito, pero en este caso Ana María Ríos Bemposta hubiese quedado en libertad con el pago de una fianza. Los abogados disponen de plazo hasta el próximo martes para presentar sus informes.

El delegado en Quintana Roo --el Estado al cual pertenece Cancún-- de la PGR, Pedro Ramírez Violante, aseguró en una comparecencia ayer ante los medios de comunicación mexicanos que "alguien le pudo hacer una maldad" a Ana María Ríos Bemposta y colocarle el material en su maleta en el trayecto entre el hotel en el cual estaba hospedada y el aeropuerto, ya que por el momento no se ha detectado complicidad del personal del aeródromo en actividades ilícitas. No obstante, puntualizó que por el momento "no se ha podido acreditar" esta circunstancia.

No obstante, las fuentes de la PGR consultadas reconocieron que en los últimos tiempos ya se habían detectado "irregularidades" en el funcionamiento del aeropuerto de Cancún, por lo que se había decidido reforzar las medidas de seguridad y adoptar medidas preventivas ante "diversos sucesos" como el hallazgo de droga en maletas de una periodista argentina y otro ciudadano español. En el caso de la primera, sus maletas se perdieron y aparecieron posteriormente en Panamá.

Este funcionario también explicó que la propia Ana María Ríos Bemposta presenció el momento en que una de las balas se cayó de su maleta cuando la entregó al responsable del mostrador de la aerolínea. Al respecto, expuso que la joven y su marido facturaron su equipaje dos horas antes de volar a su país de origen.

LIBERACIÓN

Por su parte, fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores confirmaron a Europa Press que continúan trabajando "contra reloj" y que tanto el Gobierno español y la Embajada de España en México ejercen "presión" para liberar a la gallega Ana María Ríos Bemposta.

Asimismo, Asuntos Exteriores negó que el Gobierno de España recomendase no viajar al Caribe mexicano tras lo sucedido con la joven pontevedresa cuando regresaba de su luna de miel en Cancún porque "es un incidente aislado".

Por ello, las mismas fuentes insistieron en que el Gobierno español trabaja para la liberación de la joven de Arcade porque tiene el "convencimiento" de los citados hechos "no son imputables" a la chica. Además, indicaron que los investigados "no son hechos de los que esté detrás el Gobierno mexicano".