22 de abril de 2015

México entrega a EEUU a la niña equivocada por un error de identificación

MÉXICO DF, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un error en la identificación de una menor que había sido secuestrada hace años por su padre en Estados Unidos ha llevado a México a entregar a la niña equivocada al país vecino. Alondra ya ha sido trasladada de vuelta este miércoles a su país, donde su familia amenaza con tomar medidas.

El Ministerio de Exteriores mexicano ha explicado en un comunicado los pormenores de este error, que deriva de una petición planteada en 2007 y relativa a una menor llevada ilegalmente de Estados Unidos a México por su padre.

El caso permaneció parado hasta que, en marzo de este año, las autoridades estadounidenses aseguraron que la madre de la niña desaparecida, Dorotea García, había visto a su hija Alondra en el estado de Guanajuato. Estados Unidos proporcionó identidad y señas a México para que localizase a esta menor.

La juez del caso solicitó la intervención de Interpol para que la menor aludida se presentara ante un tribunal, con vistas a determinar su identidad y proceder a su extradición. Esta audiencia se celebró el 17 de abril y, en ella, "se ordenó la restitución de la menor a su lugar de residencia habitual".

Tras la decisión, miembros de Interpol y de la Policía Federal acudieron a un centro de educación secundaria de Guanajuato para llevarse a la niña, de 14 años. No fue hasta su llegada a Estados Unidos cuando las pruebas de ADN demostraron que no era hija de la mujer que la había reclamado.

"Los resultados de la prueba practicada el lunes 20 de abril resultaron negativos respecto a la madre que solicitó la restitución, por lo que de manera inmediata se procedió a operar la repatriación de la menor", ha informado el Gobierno.

"ME ROBARON A MI HIJA"

El padre de Alondra, Gustavo Luna, ha dicho que su hija no coincide ni en apellido ni en edad --es dos años mayor-- con la menor desaparecida. "La señora nada más la reconoce por el nombre y mi hija tiene una discapacidad motora en el lado derecho", ha criticado.

Luna, que estaba "al mil por ciento" seguro de la identidad de su hija, ha reprochado a las autoridades que no les realizasen pruebas de ADN ni a él ni a su mujer.

"Me robaron a mi hija", ha afirmado este miércoles la madre, Susana Núñez, en declaraciones a Milenio Televisión. Una vez que su hija esté en casa, ha advertido de que la familia "tomará cartas en el asunto" para esclarecer lo ocurrido.

Gustavo Luna ha explicado que conoció al marido de Dorotea García en 2001, cuando cruzó de forma irregular la frontera hacia Estados Unidos. "El exesposo de Dorotea es el cuñado de mi hermano", ha apuntado, al hablar del vínculo indirecto entre las dos familias.

"Yo no sabía ni que existían esas personas. Mi esposo los vio dos o tres veces cuando trabajó en Estados Unidos, pero nada más", ha añadido la madre de Alondra.