México envía a cientos de policías a la frontera sur para frenar la 'Caravana de migrantes' tras la amenaza de Trump

México envía a cientos de policías a la frontera sur para frenar la 'Caravana de migrantes' tras la amenaza de Trump
19 de octubre de 2018 REUTERS / JORGE CABRERA

El presidente de EEUU endurece su discurso migratorio y lo utiliza como combustible de campaña electoral a menos de tres semanas de las elecciones legislativas

MADRID, 19 Oct. (OTR/PRESS) -

México ha enviado cientos de policías federales, cerca de 240 agentes, a la frontera sur con Guatemala para tratar de contener la 'caravana de migrantes' que se dirige a Estados Unidos.

De hecho, el presidente del país norteamericano, que había amenazado previamente con cerrar completamente su frontera si México no adoptaba medidas y había coaccionado con cortar las ayudas económicas a los países que permitan el tránsito de los migrantes, ha agradecido al país azteca el despliegue de los federales mexicanos en la frontera guatemalteca.

El presidente estadounidenses, Donald Trump, ha agradecido este jueves al Gobierno de México el despliegue de Policía Federal en la frontera entre México y Guatemala.

"Gracias México ¡Esperamos con interés trabajar contigo!", ha señalado el mandatario estadounidense a través de su cuenta en la red social Twitter junto a un vídeo en el que presuntamente dos aviones de la Policía Federal llegan a la frontera sur del país.

El magnate ha endurecido su discurso migratorio apenas tres semanas antes de las elecciones legislativas de mitad de periodo. Fue precisamente su política de 'tolerancia cero' contra la inmigración ilegal una de las propuestas electorales que le llevó a la Casa Blanca y que más críticas ha levantado desde numerosos sectores que velan por los derechos humanos.

Las amenazas del presidente se recrudecen pocas semanas antes de las elecciones conocidas como 'Midterms' que serán el 6 de noviembre y que podrían hacer que los demócratas superen a los republicanos en el Congreso.

En este sentido, las crecientes amenazas del mandatario están siendo vistas como un esfuerzo por reforzar el apoyo entre su base de fieles votantes que entiende que los ilegales les usurpan puestos de trabajo y socavan la economía estadounidense.

La reacción de México a las amenazas del republicano ha sido la de reforzar su seguridad en la frontera con Guatemala, a pesar de que ya ha habido un gran contingente de ilegales que han cruzado y entrado en el país.

Desde el Gobierno azteca, está atrapado entre un presidente saliente (Enrique Peña Nieto) y otro entrante (Andrés Manuel López Obrador), quieren demostrar a la Administración Trump que México está dispuesto a "mantener el orden", como dijo el Ejecutivo este jueves.

Las caravanas de migrantes, no obstante, no son nada nuevo. No obstante, ahora toman relevancia internacional por las polémicas generadas por Trump, muy controvertidas en cuanto al respeto a los derechos humanos y al duro discurso que emplea.

Más de 1.300 personas partieron el sábado de la ciudad hondureña de San Pedro Sula con el propósito de alcanzar Estados Unidos y denunciar por el camino los múltiples abusos a los que se exponen los migrantes de la región en su intento de conquistar el 'sueño americano'.

Ya han cruzado la frontera hacia Guatemala, donde la caravana ha sufrido un duro revés porque las autoridades han detenido a uno de sus líderes, el activista y ex diputado hondureño Bartolo Fuentes, por violar las normas migratorias. Pese a ello, la columna ha seguido creciendo y unas 2.000 personas marchan hacia Estados Unidos.

México, por su parte, ha pedido la intervención de Naciones Unidas para buscar una solución humanitaria a la crisis. Además, ha recordado que quienes tengan documentos de viaje podrán entrar y circular libremente por el país, mientras que los demás se arriesgan a ser deportados.

El magnate ha llegado a amenazar con usar a los militares o enviar a la Guardia Nacional a la frontera. Por no hablar del polémico muro que pretende levantar para impedir que crucen ilegales desde México, además de la política de separaciones familiares que tanto escándalo ha levantado nacional e internacionalmente, e incluso dentro de las filas republicanas.

UN JUEZ OBLIGA A EEUU A PROCESAR SOLICITUDES DE ASILO

Es este último punto, el millonario neoyorquino ha recibido otro varapalo judicial y es que un juez de EEUU ha ordenado este jueves a Washington que comience a procesar las solicitudes de asilo de decenas de padres e hijos migrantes separados en la frontera con México bajo la política de 'tolerancia cero' del presidente Trump.

La decisión insta al Gobierno a que comience el proceso de revisión de las solicitudes de asilo de unos 60 padres e hijos detenidos, incluso si éstas habían sido rechazadas previamente.

Abogados de derechos civiles argumentaron en documentos judiciales que el Gobierno está violando un acuerdo de septiembre que había allanado la vía para que se reconsiderara el pedido de asilo de más de 1.000 inmigrantes.

El juez Dana Sabraw ha rechazado así el argumento del Ejecutivo de que no tenía que comenzar a reconsiderar el asilo hasta que el acuerdo fuera aprobado por la Justicia.

El acuerdo se aplicó a aproximadamente 2.500 niños y sus padres, que fueron recogidos tras cruzar la frontera y detenidos por separado. El Gobierno estadounidense abandonó en junio esa política en medio de una condena generalizada.

Contador