México esconde el origen de las Flores de Pascua en Navidad

México esconde el origen de las Flores de Pascua en Navidad
20 de diciembre de 2018 PIXABAY

CIUDAD DE MÉXICO, 20 Dic. (Notimérica) -

Es casi seguro que todos los hogares están decorados por estas fechas con la tradicional planta de la Navidad. Pero, ¿cuál es el motivo de su nombre y el origen de la tradición que las ofrece como regalo en estas fechas?

Fue el médico, apasionado de la botánica y embajador estadounidense en suelo azteca, Joel Roberts Poinsett, quien descubrió un enorme arbusto de tres metros de altura en mitad de un vergel mexicano.

Obnubilado por el entusiasmo que le produjo el hallazgo, volvió a Estados Unidos con algunos ejemplares en 1833 con intención de cultivarlos en su invernadero. Los bautizó como Euphorbia pulcherrima.

La ocurrencia del doctor ofrecer la planta como regalo en Navidad, por ejemplo a la exprimera dama Louisa Adams, desembocó en una tradición que se extendió por todo el continente.

No fue, sin embargo, hasta la década de los años 80 cuando empezó a popularizarse su nombre actual, Flor de Pascua o Flor de Navidad, convirtiéndose en un imprescindible de estas fechas.

Existe una leyenda en torno a la costumbre que recorre las calles de México. Según cuenta la fábula, unos niños sin recursos acudieron al belén de la ciudad para entregar ofrendas al niño Jesús. Al tener los bolsillos vacíos, arrancaron la planta de los jardines. Dios, al ver el emotivo gesto de los niños, tiñó sus hojas de rojo para darle la importancia que merecía.

Sea cual sea la explicación que más se adecúe a cada hogar, es tradición llenar de color todas las estancias y ornamentar cada rincón con esta planta, que puede llegar a durar mucho tiempo si se trata como es debido.

Debe comprobarse que el ejemplar no tiene demasiadas florecitas maduras, ni ningún tallo podrido. Después, lo único que necesita es tierra con buen drenaje, mucha luz y una temperatura de entre 15 y 20ºC.

Contador

Lo más leído en Sociedad