15 de noviembre de 2007

México/España.- La Biblioteca Valenciana rastrea el exilio valenciano en México a través de libros y documentos

VALENCIA, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Sala Permanente de la Biblioteca Valenciana exhibe desde hoy y hasta el próximo 13 de enero de 2008 una muestra sobre la Casa Regional Valenciana de México (CRV), que rastrea la historia del exilio valenciano en ese país latinoamericano a través de libros, documentos, carteles y audiovisuales.

La exposición, comisariada por el profesor de la Universidad de Valencia José Ignacio Cruz Orozco, buen conocedor del exilio republicano, ha sido coordinada técnicamente por la Biblioteca Valenciana. Además, ha contado con la colaboración del Instituto Valenciano de Cinematografía Ricardo Muñoz Suay (IVAC)-La Filmoteca.

La selección recuerda como tras la Guerra Civil Española, cerca de 20.000 republicanos se instalaron en México. Entre ellos se encontraban varios cientos de valencianos. Los exiliados, prácticamente desde su llegada, crearon un buen número de asociaciones y una de las más destacadas fue la Casa Regional Valenciana de México. Fundada en 1942, fue el casal de todos los valencianos, sin exclusión. Asimismo, la Casa Regional protagonizó numerosas actividades que recordaban a su patria chica.

Una de las más destacadas fueron las Fallas. Desde 1961 y hasta 1975, la CRV recreará el mundo fallero mediante su propia comisión, fallera mayor, tracas, fuegos artificiales y monumento, cremà incluida. Las actividades falleras impactaron a todos los que las presenciaron, ya fueran españoles o mexicanos.

Otro campo destacado fue el fútbol, ya que la CRV tendrá su propio equipo, el Valencia Fútbol Club de México. La CRV mantuvo varias revistas como 'Levante', 'Mediterrani', y sobre todo 'Senyera', que se editó durante más de 25 años.

Asimismo, promovió la organización de exposiciones de artistas como Renau, Ballester o Climent, conciertos de Raimon, representaciones teatrales, especialmente, sainetes, y creó una biblioteca con una nutrida representación de autores valencianos.

La CRV nunca perdió contacto con autores valencianos como Almela y Vives, Soler y Godes o Nicolau Primitiu, ni con la realidad de sus tierras de origen. Así, lideró una campaña de recaudación de dinero con ocasión de la riada de 1957. Tampoco fue ajena a la nueva realidad social y de oposición al franquismo.

El paso del tiempo y la progresiva desaparición de la primera generación de exiliados llevarían a un languidecimiento de las actividades y la entidad acabó desapareciendo en 1994.

Afortunadamente, la biblioteca y el archivo de la Casa Regional Valenciana de México fueron donadas por su última junta directiva a la Generalidad valenciana. Actualmente, la Biblioteca Valenciana custodia dichos fondos en el Monasterio de San Miguel de los Reyes al servicio de todos los estudiosos o ciudadanos interesados en su consulta.

CATÁLOGO.

La exposición incluye la edición de un catálogo en el que han colaborado los especialistas Concha Pando, de la Universidad de Murcia, Juan Carlos Pérez Guerrero, de la Universidad de Salamanca, Arturo García Igual, antiguo exiliado, Juan Galiana, de la Biblioteca Valenciana, y José Ignacio Cruz, de la Universidad de Valencia.

Además de los fondos de la Biblioteca Valenciana, se exhiben piezas cedidas por archivos particulares como el de la Familia Pérez Arias, Elvira Gaspar y José Luis Sánchez, Amparo Ranch, o Antonio Rubert.

Entre los fondos de la muestra, destaca también la recuperación del material fílmico del Archivo de la Casa Regional, que ha sido restaurado y digitalizado con la ayuda de la Filmoteca de la Generalidad valenciana y parte del cual podrá ser visto en la exposición.