25 de noviembre de 2014

Los forenses argentinos identifican otros tres cadáveres hallados en fosas comunes de Iguala

MÉXICO DF, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) ha informado este martes de que ha identificado tres de los 30 cadáveres encontrados en las fosas comunes ubicadas en los alrededores del municipio mexicano de Iguala y que no corresponden a los 43 'normalistas' (estudiantes de magisterio) desaparecidos.

Estos tres cadáveres se suman a otros cuatro identificados el mes pasado. Se trata de personas que desaparecieron en agosto y cuyos restos mortales fueron localizados en las fosas comunes del cerro Pueblo Viejo, en Guerrero.

El EAAF ha adelantado que seguirá trabajando para identificar los demás restos mortales encontrados, además de en Pueblo Viejo, en el vecino municipio de Cocula y a orillas del río San Juan, según ha informado el diario mexicano 'Milenio'.

En cuanto a los restos mortales hallados en Cocula y en el río San Juan, que se cree que podrían pertenecer a los 43 'normalistas' ha confirmado que ha enviado "una selección de muestras óseas" al Laboratorio del Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Medicina de Innsbruck, en Austria.

"El laboratorio de Innsbruck está ahora estudiando las muestras. Sin embargo, a causa de la dificultad de esta labor no se puede precisar plazos en este momento para la obtención de resultados", han aclarado.

CASO IGUALA

Los 'normalistas' llegaron a Iguala el 26 de septiembre para recaudar fondos para viajar a la capital mexicana el 2 de octubre con el fin de participar en la conmemoración de otra matanza, la de Tlatelolco.

Ese día la esposa del alcalde tenía previsto presentar un informe de su labor al frente del Sistema de Desarrollo Integral para la Familia municipal y, ante el temor de que los estudiantes reventaran el acto, como ya había ocurrido en el pasado, el alcalde ordenó a la Policía actuar contra los 'normalistas'.

Policías de Iguala, apoyados por agentes de Cocula, interceptaron a los jóvenes a la entrada del municipio y abrieron fuego, matando a uno de ellos y dando lugar a un enfrentamiento que se saldó con seis muertos y 25 heridos.

Una vez controlada la situación, detuvieron a los 'normalistas' que no consiguieron huir, les condujeron en varios furgones policiales a los límites entre Iguala y Cocula y se los entregaron a Guerreros Unidos.

A partir de ese momento se pierde el rastro de los 43 'normalistas'. Queda ahora el análisis de las cenizas, ya que el de los cadáveres de la veintena de fosas comunes halladas en Iguala y municipios cercanos ha revelado que no son los jóvenes.