12 de abril de 2014

Preparan una estrategia de seguridad para Tamaulipas

Preparan una estrategia de seguridad para Tamaulipas
REUTRS

MÉXICO DF, 12 Abr. (Notimérica/EP) -

   El procurador general de México, Jesús Murillo Karam, ha anunciado este sábado que el Gobierno de Enrique Peña Nieto está trabajando en una estrategia de seguridad para el estado de Tamaulipas ante la escalada de violencia de las últimas semanas.

   En una entrevista concedida al diario mexicano 'Milenio', Murillo Karam, ha admitido que Tamaulipas tiene "problemas específicos" que requieren "una estrategia mayor, adecuada a las condiciones de este estado".

   "Se está preparando una estrategia todavía mayor para Tamaulipas. Eso es lo que estamos por tener en poco tiempo", ha dicho, en el marco de la Conferencia Nacional de la Procuraduría de Justicia en la Zona Noreste.

   El titular de la Procuraduría General de la República (PGR) ha explicado que la estrategia de seguridad en Tamaulipas "se está preparando con toda precisión" porque, "si no está bien pensada y bien medida, el problema puede ser mayor de lo que se está resolviendo".

   Interrogado sobre las medidas concretas, ha descartado la necesidad de nombrar un comisionado de Seguridad, como en el caso de Michoacán. "Cada estado tiene sus características propias y Tamaulipas las tiene", ha indicado.

   En cuanto a la posibilidad de que esta estrategia de seguridad se traduzca en un despliegue de las fuerzas federales, Murillo Karam, aunque no lo ha descartado, ha aclarado que "no es solo un asunto de elementos". "Se tiene que saber para qué, cómo, dónde y cuándo y eso significa un plan", ha insistido.

ESCALADA DE VIOLENCIA

   Las autoridades mexicanas han admitido el grave problema de seguridad ciudadana que hay en Tamaulipas, tras la masacre del pasado fin de semana, cuando 28 personas murieron y 10 resultaron heridas, sobre todo en las ciudades de Tampico y Madero, en tiroteos.

   Además, debido a su ubicación geográfica como puerta de entrada a Estados Unidos, es uno de los estados mexicanos con mayor presencia de organizaciones criminales, sobre todo de las dedicadas al tráfico de personas.

   Muchos inmigrantes, la mayoría centroamericanos, son interceptados por las mafias de Tamaulipas en su camino hacia Estados Unidos. Una vez convertidos en rehenes, sus familias son extorsionadas para conseguir su liberación. En caso de no cumplir las demandas de los captores, suelen ser ejecutados y enterrados en fosas comunes.

   Preocupa también a las autoridades mexicanas la cercanía con Michoacán y el llamado 'efecto cucaracha', que implica que los criminales que huyen del estado vecino debido a la presión ejercida allí por las fuerzas de seguridad se refugian en Tamaulipas.

   A pesar de todos estos factores, Murillo Karam ha negado que Tamaulipas sea un estado abandonado. "Está atendido por el gobernador (Egidio Torre Cantú) y está atendido por el Gobierno federal", ha subrayado.

   "Pero, indudablemente, tendrá que llegar el momento en que la estrategia de seguridad se aplique completamente para devolver la paz y la tranquilidad a los tamaulipecos a la brevedad posible", ha concluido.