3 de enero de 2006

México.- Greenpeace México denuncia la concesión para un parque temático a la empresa Aca Extremo en una isla protegida

MEXICO DF, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

La ONG Greenpeace México denunció hoy la concesión de un permiso de construcción para la empresa privada Aca Extremo por parte de las Secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y la de Marina (SEMAR) de un total de 63 de las 76 hectáreas con las que cuenta la isla de La Roqueta, en el puerto de Acapulco (estado de Guerrero, sureste) para el desarrollo de un parque temático, que según la ONG "no es más que un intento de privatizar la isla", de gran riqueza ecológica.

Según informa el diario 'El Universal', la empresa, que ya ha sido acusada en más ocasiones por parte de otras organizaciones ecologistas por lo que consideran un "atentado" contra el patrimonio natural y la biodiversidad de esta isla, ha negado las acusaciones y a través de su representante legal ha aclarado que precisamente uno de los objetivos del proyecto es "conservar los atractivos naturales de este destino turístico, al igual que la fauna característica de Guerrero".

Por su parte, la portavoz de Greenpeace, Cecilia Navarro, explicó que la concesión se concretó por medio de una Unidad de Gestión para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA), ya que se planteó construir un zoológico con especies exóticas consideradas en peligro de extinción, un proyecto que va "mucho más allá de un simple parque temático".

También aclaró que las autoridades ambientales han autorizado a los propietarios de la empresa a que construyan un delfinario, una zona de tirolinas, infraestructura para practicar rapel, seis cabañas tipo alojamientos turísticos, cafetería-bar y una tienda, con una inversión inicial de casi 4 millones de pesos (320.000 euros).

Navarro señaló que Greenpeace posee información documentada de que los dueños de la empresa Aca Extremo mintieron a SEMARNAT y a SEMAR, al afirmar que el proyecto sólo incluye pequeñas remodelaciones. Además, dijo, por parte de la compañía no se ha presentado una documentación completa sobre el Impacto Ambiental del Proyecto.

A pesar del "engaño", agregó Navarro, la Secretaría de Economía, a través de los fondos para la Micro, Pequeña y Mediana Empresas, les entregó una subvención de más de 300.000 euros, una cantidad a la que se sumará otra similar cedida por Agroindustrias del Sur, organismo público descentralizado del Gobierno de la provincia de Guerrero, donde pertenece la isla; "todo a fondo perdido".

"Lo grave, --señaló la portavoz de Greenpeace--, es que el Gobierno provincial tolere el hostigamiento y persecución contra de los ecologistas de Guerrero, y dé facilidades para obsequiar con tal cantidad de dinero a algunos de los propietarios de la compañía, como el empresario local Fidel Magdalena Junco, con antecedentes de tráfico ilegal de fauna silvestre".

Por su parte, el responsable jurídico de la compañía, Fernando Miranda, insistió en que el propósito de la empresa "no es privatizar la isla, sino diversificar la oferta turística en Acapulco", ya que los turistas y habitantes del Puerto de Acapulco podrán tener acceso al zoológico de forma gratuita.