10 de junio de 2010

México.- Un grupo armado ocupa desde hace dos semanas un pozo de gas del monopolio estatal Pemex para robar combustible

MÉXICO DF, 10 Jun. (Reuters/EP) -

Un grupo de hombres armados mantiene ocupado desde hace dos semanas un pozo de gas natural en Nueva Ciudad de Guerrero, en el noreste de México, propiedad del monopolio petrolero estatal Pemex, en lo que podría ser un nuevo caso de robo de combustible para financiar las actividades del narcotráfico.

El diario local 'Reforma' indicó que el objetivo de este grupo es robar combustible del pozo Gigante Uno, situado cerca de la frontera con Estados Unidos, para financiar los desplazamientos de las redes de narcotraficantes que controlan las rutas de la droga hacía el país anglosajón.

Algunas fuentes, citadas por este rotativo, señalan que varios de los trabajadores, al menos seis, podrían estar secuestrados, algo sobre lo que la empresa se limitó a indicar que de momento no ha recibido aviso alguno para pagar un rescate.

El monopolio estatal presentó esta semana varias demandas contra compañías que supuestamente se habrían beneficiado del robo sistemático de combustible por parte de estas organizaciones criminales. Se calcula que desde 2006 los cárteles han sustraído ilegalmente hasta 300 millones de dólares (247 millones de euros) en gas licuado, cifra que en el caso de Gigante Uno representa un 40 por ciento de su producción.

La frontera de México con Estados Unidos es el escenario de una pugna entre los distintos cárteles que operan en la zona por el control de las rutas de la droga hacia el país norteamericano. Además, la intervención del Ejército para neutralizar la actividad de estos grupos ha dejado un saldo total de 23.000 muertos.

Para leer más