13 de julio de 2007

México.- Juez no halla "absolutamente ninguna" prueba que implique directamente a Echeverría en la matanza de Tlatelolco

CIUDAD DE MÉXICO, 13 Jul. (EP/AP) -

El ex presidente mexicano Luis Echeverría fue exonerado ayer por le juez de cualquier responsabilidad en la matanza de estudiantes ocurrida el 2 de octubre de 1968 en la Plaza de las Tres Culturas, en el barrio capitalino de Tlatelolco. A pesar de que el magistrado Jesús Guadalupe Luna reconoció que sí tuvo lugar el suceso, consideró que la Fiscalía no presentó ninguna prueba que vinculara a Echeverría con el caso.

El titular del Tercer Tribunal Unitario en Materia Penal informó del amparo concedido a Echeverría, ministro de Gobernación en 1968 y que ahora tiene 85 años, si bien señaló que el fallo puede ser apelado por las autoridades federales en los próximos diez días hábiles.

Luna señaló en rueda de prensa que tras la concesión de amparo, las autoridades deben levantar el arresto domiciliario impuesto a Echeverría (presidente entre 1970 y 1976) el pasado mes de noviembre, cuando otro tribunal decidió iniciar un proceso contra él por genocidio.

El juez explicó que tras analizar las pruebas determinó que se produjo un genocidio durante los incidentes de 1968 y que las autoridades de la época "realizaron de manera conjunta una acción concertada, preparada y coordinada, encaminada a exterminar a un grupo nacional, constituido por estudiantes de diversas universidades".

Sin embargo, señaló que "ninguna, absolutamente ninguna de las pruebas aportadas por la Procuraduría General General de la República (PGR) justifica, siquiera de manera presuntiva, la participación de Luis Echeverría Álvarez en la preparación, concepción o ejecución del genocidio".

En uno de los capítulos más oscuros de la represión oficial en México, el 2 de octubre de 1968 decenas de estudiantes y civiles murieron tras el fuego cruzado en el que participó el Ejército y la Policía, algunos de ellos vestidos de civil.

Las cifras oficiales y extraoficiales de las víctimas en la llamada Plaza de Tlatelolco, en el centro de la capital, oscilan entre 25 y 350. Luna dijo que en las pruebas revisadas vio el reporte de entre 38 y 40 muertos.