27 de junio de 2014

El líder del cártel de los Arellano Félix se quedará en México

El líder del cártel de los Arellano Félix se quedará en México
REUTERS

MÉXICO DF, 27 Jun. (Notimérica/EP) -

   Fernando Sánchez Arellano, alias 'El Ingeniero', líder del debilitado cártel de las drogas de los Arellano Félix, se quedará en México para afrontar su proceso judicial, antes de ser extraditado a Estados Unidos, en el caso de que las autoridades del país norteamericano lo soliciten.

   Así lo ha anunciado este jueves el comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, que ha descartado la participación de Estados Unidos en la captura del delincuente, que tuvo lugar el pasado lunes en una casa en la ciudad de Tijuana, al término del partido de fútbol entre México y Croacia del Mundial de Brasil.

   Sánchez Arellano era buscado por la Procuraduría General de la República (PGR) de México por delincuencia organizada, delitos contra la salud y violación de la ley de armas de fuego. La Fiscalía ofrecía una recompensa de 30 millones de pesos (23 millones de dólares) por su captura. Estados Unidos lo buscaba por tráfico de drogas y ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares.

   Durante un acto con miembros del cuerpo policial, el comisionado ha asegurado que el gobierno federal continuará combatiendo al crimen organizado, sobre todo en Baja California, donde las autoridades locales han manifestado que el cártel de Sinaloa mantiene 80 por ciento del control del estado.

EL CLAN DE LOS ARELLANO FÉLIX

   El 'capo' asumió el mando del cártel tras la captura de todos los familiares que estaban a cargo de la organización. Benjamín Arellano Félix fue arrestado en 2002 y extraditado a Estados Unidos en 2012; Javier Arellano Félix fue capturado en 2006, mientras que Eduardo Arellano Félix fue detenido en 2008 y extraditado a Estados Unidos en 2012, según datos de la DEA, la agencia antidroga estadounidense. Ramón Arellano Félix murió en un enfrentamiento con la Policía en 2002.

   La captura del capo se produce unos meses después de la detención del hombre más buscado de México, Joaquín Guzmán Loera, alias 'El Chapo', líder del cártel de Sinaloa, capturado en febrero en su estado natal tras 13 años prófugo.

   'El Chapo' y los Arellano Félix consolidaron alianza entre 2008 y 2009 en Tijuana, permitiendo el uso de rutas para el tráfico de droga.  Guzmán dirigió una guerra contra cárteles rivales y las fuerzas de seguridad, desatando una espiral de violencia ligada al narcotráfico que ha dejado más de 90.000 muertos desde que el expresidente Felipe Calderón asumió el cargo a finales de 2006 y lanzó una campaña frontal contra los cárteles de la droga.