26 de junio de 2007

México.- Más de 2.000 artistas solicitan un juicio contra un político mexicano por el acoso a la escritora Lydia Cacho

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Más de dos mil personalidades de las artes y el espectáculo procedentes de España, Estados Unidos y México han suscrito un manifiesto por el que reclaman que el gobernador del Estado mexicano de Puebla, Mario Marín, sea acusado y juzgado por "violaciones graves de las garantías de la escritora y periodista Lydia Cacho", amenazada y perseguida desde que destapara hace dos años, una red de pornografía infantil en México.

El manifiesto, publicado a página completa en varios diarios mexicanos y titulado: 'Había una vez un pederasta que estaba protegido por sus muy poderosos amigos...' denuncia que "la persecución en contra de Lydia Cacho parecería dar la razón a ocho de cada diez mexicanos, que consideran inútil denunciar un delito porque las instituciones del Estado no les darán protección". El texto aparece esta semana, cuando la Corte Suprema de México ha comenzado a debatir sobre el futuro de Marín.

Lydia Cacho publicó en 2005 una investigación que, bajo el título 'Los demonios del Edén: el poder detrás de la pornografía', destapaba la existencia de una red de tráfico de menores en Cancún, en la que estaban implicados policías, políticos y empresarios mexicanos que habrían abusado de decenas de niñas, muchas menores de cinco años de edad, y difundido después las imágenes por internet.

La Premio Nacional de Periodismo 2002, aportó, entre otras pruebas, el testimonio de algunas de estas menores, las llamadas 'víctimas de Succar' por ser el hostelero libanés Succar Kuri quien, según la investigación de Cacho, estaba al frente de la red de explotación y pornografía. Fue detenido en Estados Unidos y extraditado a México a raíz de la publicación del libro.

En relación directa con él, el empresario textil Kamel Nacif, cuya próspera actividad industrial se desarrolla en el Estado de Puebla, motivo por el que mantiene amistad con el supuestamente también corrupto gobernador Marín, del Partido Revolucionario Institucional (PRI). El diario mexicano 'La Jornada' publicó una serie de conversaciones telefónicas entre ambos que revelaban la participación del gobernador en "la persecución de la periodista", según los firmantes del manifiesto.

"Si las autoridades poblanas son eximidas de su responsabilidad, si no se reconoce la evidente existencia de redes de pornografía, abuso y trata de menores en México, será muy difícil que algún otro ciudadano o ciudadana se atreva a desafiar en un tribunal a hombres que utilizando el poder público corrompen a la sociedad y fortalecen la criminalidad en México", reza el comunicado entre cuyos firmantes aparecen los actores Charlize Theron y Sean Penn.

Para las dos mil personas que ya se han sumado a la iniciativa "lo que está en juego es saber, de una vez por todas, si las y los mexicanos comunes tenemos alguna posibilidad de que el Estado nos proteja de los criminales que se alían con servidores públicos, esos que desde el poder ejecutivo y el judicial utilizan el Sistema de Justicia Penal para proteger redes criminales de todo tipo, incluyendo redes de pornografía infantil y corrupción de menores".

ACOSO A LA PERIODISTA

Respecto a la persecución de Cacho, los firmantes denuncian que "el sistema judicial ha puesto en operación una gran cantidad de recursos y subterfugios para castigar el atrevimiento" de la periodista, y citan "la desaparición de pruebas, incluida la computadora de la Comisión Nacional de Derechos Humanos en que estaban testimonios de testigos claves, el amedrentamiento de testigos y la repetición 'ad nauseum' de interrogatorios para desgastar a la denunciante".

Asimismo, recuerdan "el atentado perpetrado en la camioneta de PGR (Fiscalía) en que viajaba la periodista; la campaña de descalificación de parte del Gobierno poblano contra Cacho, gracias al acceso ilegal de materiales en poder de la Fiscalía y el tortuguismo malintencionado de ministerios públicos y jueces" como parte de esta campaña contra la escritora.

La carta lleva la firma, entre otros, de los cineastas Benicio del Toro, Alejandro González Iñárritu, Guillermo del Toro, Luis Mandoki, Milos Forman y Gus Van Sant; los actores Salma Hayek, Gael García Bernal, Diego Luna, Pedro Armendáriz, Debra Winger, Julianne Moore, Naomi Watts, Demi Moore, Susan Sarandon y Bridget Fonda; los escritores Noam Chomsky, Carlos Monsiváis, Elena Poniatowska, Ángeles Mastretta y Jordi Soler; y los músicos Natalie Imbruglia o Molotov.