14 de abril de 2014

Un mexicano que fue a la guerra por EEUU es deportado del país

Un mexicano que fue a la guerra por EEUU es deportado del país
ERIN SIEGAL MCINTYRE/VWB

MÉXICO DF, 14 Abr. (Notimérica/EP) -

   Fabián Rebolledo tiene 38 años y fue a la guerra de Kosovo en 1997 con el ejercito de Estados Unidos, con la esperanza de que al volver obtendría la ciudadanía Norteamericana. Eso jamás pasó, al contrario, ahora Rebolledo forma parte de cerca de 3.000 casos de deportación de veteranos de guerra que se produjeron en los últimos 15 años en Estados Unidos.

   En 2004, recibió una carta del Servicio de Inmigración y Naturalización (INS) en la que pedían renovar su tarjeta de residencia. Sin embargo, "Yo creía que ya era ciudadano, incluso dentro del servicio militar yo pregunté a mis superiores si yo era ciudadano y me dijeron que sí", ha dicho sorprendido al diario 'Infobaja' de la ciudad de Baja California.

   Con pocas oportunidades laborales, se empleó en la construcción y en 2007 le pagaron con un cheque sin fondos. Cuando fue al banco a cobrar lo detuvieron por fraude, porque la compañía para la que trabajaba había defraudado al banco por miles de dólares.

   Posteriormente, demostró su inocencia, fue liberado con antecedentes penales e ingresado en un centro de detención para extranjeros. Desde allí gestionó los trámites para obtener la ciudadanía sin éxito. Un juez de migración le agradeció por sus servicios en las fuerzas armadas de Estados Unidos y ordenó su deportación por considerarlo con una amenaza para la sociedad.

   "Me sentí traicionado por el mismo juez, por la misma nación que a pesar de todo, después de haber servido nos echen así, de esa forma, sin tener consideración de que servimos y tampoco darnos la oportunidad de seguir peleando nuestro caso sin tener que salir del país", ha lamentado Rebolledo.

   Actualmente, Rebolledo y un grupo de veteranos de guerra que sobreviven en México, promueven una campaña de recolección de firmas para presentarlas al Congreso de Estados Unidos el 22 de abril y así gestionar su retorno. El objetivo es reunir aproximadamente 100.000 firmas y se puede apoyar la causa en 'Veterans Without Borders'.

   La ironía de la situación es que si muere en México tiene derecho a ser enterrado en un cementerio memorial con todos los honores de un soldado y así obtener la ciudadanía inmediata. "¿Pero para qué queremos eso después de muertos?" protesta Rebolledo, ahora necesitamos nuestra ciudadanía para estar con nuestra familia, para tener derecho a tratamiento médico, no después de morirnos".