13 de junio de 2011

México.- México despliega unos 310.000 policías en un operativo contra el crimen

MÉXICO DF, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Felipe Calderón ha comenzado este lunes el despliegue de unos 310.000 policías en el marco del Operativo Nacional de Seguridad, que abarcará los 31 estados de México y cuyo principal objetivo será capturar a los líderes de bandas criminales y decomisar armas y drogas en esa nación azotada por el crimen organizado.

Este inédito operativo culminará el próximo domingo, según lo acordado por la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago). El próximo 20 de junio se darán a conocer públicamente los resultados de estas acciones.

Unos 310.000 efectivos --entre policías de investigación y estatales-- participarán en las operaciones especiales con las que el Gobierno de Calderón busca atacar entre el 65 y 79 por ciento de los delitos que más afectan a los mexicanos, como el robo de vehículos, el secuestro, el menudeo de drogas y la posesión ilegal de armas.

Otro de los objetivos es "desarticular bandas criminales independientemente del origen, trayectoria y aspiraciones políticas", anunció la semana pasada Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno del Distrito Federal y presidente de turno de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago). "Estarán presentes todos los estados, independientemente del origen, trayectoria y aspiraciones políticas, estamos trabajando por la seguridad", enfatizó.

A finales de mayo pasado, los gobernadores mexicanos acordaron realizar un gran operativo a nivel nacional contra la delincuencia en México. "Es el mayor esfuerzo que hayamos realizado en los estados de manera conjunta, paralela, permanente y coordinada", aseguró Ebrard.

Desde que asumió el poder Calderón en diciembre de 2006, más de 37.000 personas han sido asesinadas en hechos violentos en los que habrían participado miembros de los cárteles del narcotráfico que mantienen en México una encarnecida guerra por el control del mercado de la droga que se vende en Estados Unidos, principal consumidor de cocaína del mundo.

Pero además los mexicanos son azotados por las bandas criminales radicadas en las ciudades, las cuales se dedican a delitos como el robo de coches, venta ilegal de piezas de vehículos, el secuestro, la extorsión, el hurto y los atracos, entre otros. Autoridades no descartan que algunas de estas organizaciones tengan cierta relación con los cárteles de la droga, que se han hecho con el poder en algunas zonas del país.