20 de enero de 2007

México.- México expresa su "compromiso" con EEUU y extradita al 'capo' Cárdenas y a otros tres grandes 'narcos'

MEXICO, 20 Ene. (EP/AP) -

Las autoridades de México extraditaron a última hora del viernes a cuatro importantes capos del narcotráfico a Estados Unidos, entre los que se incluye Osiel Cárdenas, considerado el 'capo' del Cártel del Golfo, en un indicio del cumplimiento de la promesa del presidente Felipe Calderón de cooperar con el Gobierno estadounidense en la lucha contra el crimen organizado.

Cárdenas, quien al parecer seguía dirigiendo a su organización narcotraficante desde una prisión de alta seguridad en México, fue entregado junto con otros 14 delincuentes buscados por Estados Unidos, una vez que se agotaron sus apelaciones contra la extradición, según dijo la Procuraduría General de la República en un comunicado.

Además de a Cárdenas, México extraditó a los hermanos Ismael y Gilberto Higuera Guerrero que fueron jefes en la organización narcotraficante de los Arellano Félix en la ciudad de Tijuana en la frontera con Estados Unidos, y Héctor Palma Salazar, alias "El güero" y ex líder del Cártel de Sinaloa que dirigió Joaquín Guzmán, apodado "El chapo", quien está prófugo desde que escapó de una prisión mexicana de alta seguridad en el 2001.

"Hoy, los pueblos de México y Estados Unidos pueden celebrar un momento monumental en la batalla de nuestras dos naciones contra los despiadados narcotraficantes y delincuentes que amenazan nuestra propia forma de vida", dijo el embajador estadounidense Tony Garza en un comunicado.

Los otros 10 extraditados son buscados por asesinato, tráfico de drogas y delitos sexuales, dijeron ambos gobiernos.

"No puedo decir lo suficiente del liderazgo, el valor y el convencimiento extraordinarios demostrados por el presidente Calderón, su fiscal general Eduardo Medina Mora, y por los centenares de aplicados profesionales de la justicia en ambos lados de nuestra frontera que han hecho posible este día", manifestó Garza.

"Todos sabemos que ninguna victoria es definitiva, y queda mucho trabajo por hacer. Pero tengo la esperanza de que estas extradiciones son otro paso gigante hacia nuestro compromiso compartido de enviar un señal clara de que ya no toleraremos que la violencia, los narcotraficantes y los delincuentes causen estragos en ambos lados de nuestra frontera", dijo el embajador.

Estados Unidos había expresado su frustración en numerosas ocasiones por el rechazo de México a extraditar a líderes mexicanos del narcotráfico. El Gobierno mexicano siempre respondía que éstos tenían que enfrentarse a la justicia en su país, en primer lugar.

Sin embargo, la disposición cambió con el Gobierno anterior, presidido por Vicente Fox, que prometió entregar a delincuentes peligrosos a Estados Unidos, y también con el mandatario actual Felipe Calderón, quien poco después de asumir el cargo el 1 de diciembre lanzó una guerra nacional contra el crimen organizado, incluido el contrabando de drogas.