29 de marzo de 2014

México halla 370 niños centroamericanos abandonados por las mafias

México halla 370 niños centroamericanos abandonados por las mafias
REUTERS

MÉXICO DF, 29 mar (Reuters/EP)

   Las autoridades mexicanas han localizado a lo largo de esta semana a un total de 370 niños centroamericanos que habrían sido abandonados en el país iberoamericano por organizaciones criminales dedicadas al tráfico de personas.

   El Instituto Nacional de Migración (INM) ha informado en un comunicado, recogido por la agencia de noticias británica, de que los menores de 18 años de edad han sido encontrados entre el 17 y el 24 de marzo en 14 estados mexicanos.

   Del total, las fuerzas de seguridad han localizado a 163 que, al parecer, fueron abandonados a su suerte porque viajaban solos, sin la compañía de ningún familiar adulto.

   "En su intento por llegar a Estados Unidos, los menores relataron a los agentes federales que sus presuntos guías los dejaron tras haberles pagado entre 3.000 y 5.000 dólares (cada uno)", ha dicho el INM.

   La mayoría de los niños "presentaba signos de fatiga extrema, lesiones en los pies, deshidratación y desorientación por no conocer el lugar donde fueron abandonados".

   Si bien, el INM ha informado de que, en este mismo periodo de tiempo, ha localizado a 1.895 migrantes --entre menores y adultos-- "que eran trasladados en condiciones infrahumanas por presuntos guías".

   Las autoridades mexicanas han explicado que casi todos procedían de El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Honduras, aunque también hay oriundos de República Dominicana, Colombia, Ecuador, Belice y Cuba y de países de fuera de la región como Somalia, Siria y Japón.

   Cientos de inmigrantes, sobre todo centroamericanos, llegan anualmente a México con la esperanza de cruzar la frontera hacia Estados Unidos para buscar una vida mejor.

   Algunos se ponen en manos de organizaciones criminales de y otros se aventuran por su cuenta. Es habitual que, en este último caso, sean interceptados en México por estas mafias, que exigen a sus familias un rescate a cambio de su liberación.