13 de abril de 2016

México pidió al FBI información sobre posibles antecedentes de los 43

México pidió al FBI información sobre posibles antecedentes  de los 43
REUTERS

CIUDAD DE MÉXICO, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Procuraduría General de la República (PGR) de México solicitó al FBI información sobre posibles antecedentes penales en Estados Unidos de los 43 'normalistas' (estudiantes de magisterio) desaparecidos el 16 de septiembre de 2014 en Iguala.

   Según informa este miércoles el diario mexicano 'Milenio', tras la desaparición la PGR comenzó a investigar a los 'normalistas' y pidió también la colaboración del FBI, a través de un oficio dirigido a la Embajada estadounidense.

   "Se hizo una revisión de nuestros archivos con el propósito de determinar si existen registros o antecedentes penales de alguno de los 43 estudiantes (...) Le informo de que no se encontró ningún registro", contestó el Departamento de Justicia.

   De todas las indagaciones realizadas, la PGR solamente obtuvo un resultado positivo: la Fiscalía General de Guerrero documentó que el 'normalista' Miguel Ángel Mendoza Zacarías tenía antecedentes por violar la ley federal de armas de fuego y explosivos.

   Sin embargo, al profundizar en la investigación, la PGR descubrió que el 'normalista' no fue detenido por transportar armas de fuego o explosivos, sino por traer cohetes, de ahí que el Ministerio Público descartara la existencia de delito.

CASO IGUALA

   Los 'normalistas' llegaron a Iguala el 26 de septiembre de 2014 para recaudar fondos para viajar a la capital mexicana el 2 de octubre con el fin de participar en la conmemoración de otra matanza estudiantil, la de Tlatelolco.

   Ese día la esposa del alcalde tenía previsto presentar un informe de su labor al frente del Sistema de Desarrollo Integral para la Familia municipal y, ante el temor de que los estudiantes reventaran el acto, como ya había ocurrido en el pasado, el alcalde ordenó a la Policía actuar contra los 'normalistas'.

   Policías de Iguala, apoyados por agentes de Cocula, interceptaron a los jóvenes a la entrada del municipio y abrieron fuego, matando a uno de ellos y dando lugar a un enfrentamiento que se saldó con seis muertos y 25 heridos.

   Una vez controlada la situación, detuvieron a los 'normalistas' que no consiguieron huir, les condujeron en varios furgones policiales a los límites entre Iguala y Cocula y se los entregaron al grupo de sicarios Guerreros Unidos.

   A partir de ese momento se pierde el rastro de los 43 'normalistas'. Queda ahora el análisis de las cenizas, ya que el de los cadáveres de la treintena de fosas comunes halladas en Iguala y municipios cercanos ha revelado que no son los jóvenes.