31 de marzo de 2007

México.- Mueren nueve personas entre ellas dos policías en distintos tiroteos en la ciudad mexicana de Monterrey

MONTERREY, (EP/AP)

Nueve personas murieron a causa de los disparos que recibieron, entre ellos se encontraban dos policías que fueron abatidos en distintos sucesos producidos en menos de 24 horas en la ciudad de Monterrey, al norte de México, según informó la Policía.

El agente estatal de Nuevo León Milton Pacheco, su hijo, Jesús, y un hombre no identificado fueron muertos a balazos el jueves por la tarde en un terreno de vehículos usados por desconocidos que llegaron en tres automóviles deportivos, según la Fuerza Pública.

El agente ostenta el número 16 de los policías muertos en lo que va de año en Monterrey, a unos 700 kilómetros al norte de Ciudad de México.

El viceprocurador general del estado de Nuevo León, Aldo Fasci Zuazua, dijo el jueves por la noche que los ataques están relacionados con el crimen organizado.

"Existe la alta posibilidad de que tengamos otra oleada de violencia", dijo Fasci a los periodistas, y agregó que lo sucedido en Nuevo León es parte de un "problema nacional".

"En el país y concretamente en cerca de 12 Estados de la República se está repitiendo el mismo fenómeno, sin ninguna duda se debe a una estrategia y un propósito concreto del crimen organizado que consiste en generar terror en la población", agregó el funcionario.

Solo cuatro horas después del asesinato de Pacheco, un grupo de asaltantes disparó desde una camioneta contra un grupo de hombres que estaban delante de una vivienda en el barrio de San Nicolás de los Garza. El resultado fue la muerte de cuatro personas y otras dos resultaron heridas. Ninguno de los autores de la masacre fueron identificados.

En un ataque separado, varios desconocidos mataron a un hombre mientras conducía en una camioneta en el suburbio de Apodaca, en Monterrey.

El miércoles, el jefe de policía Ramiro Calderón conducía su vehículo en una zona residencial de Monterrey cuando varios hombres que se desplazaban en dos vehículos lo mataron con fusiles automáticos AR15.

Los investigadores dijeron que el cartel de Sinaloa mantiene una guerra con el cartel del Golfo de México por las rutas de contrabando hacia Estados Unidos. Ese enfrentamiento han provocado decapitaciones, ataques con granadas y homicidios en todo el país. Uno de los lugares de mayor violencia ha sido Nuevo Laredo, donde este año han ocurrido asesinatos casi a diario.

Las autoridades de Nuevo León dijeron que los narcotraficantes de Nuevo Laredo quizá se estén desplazando a Monterrey para esconderse de los rivales que intentan asesinarlos.