26 de diciembre de 2006

México.- Narcotraficantes asesinaron en Navidad a 17 personas en Michoacán y Sinaloa a pesar del operativo de seguridad

CIUDAD DE MÉXICO, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

El crimen organizado asesinó a 17 personas los pasados días 24 y el 25 en los estados mexicanos de Michoacán y Sinaloa a pesar de que ambas regiones cuentan con operativos de vigilancia especiales para contener el narcotráfico.

Dos personas fueron asesinadas en Uruapan, Michoacán, donde hace cuatro días el general de División, Manuel García Ruiz, comandante de la decimosegunda región, anunció el arranque de la segunda fase de la Operación Conjunta en la entidad.

En ese municipio fue ejecutado Luis Manuel Gómez Ambriz, de 25 años, además de un policía auxiliar que recibió 17 impactos de bala. En una semana han sido asesinados dos policías locales, según informa el diario local 'El Universal'.

Otras cinco ejecuciones se dieron en Senguio, Morelia, Lázaro Cárdenas y Apatzingán, mientras que en Coalcomán se localizaron además los restos calcinados de dos personas.

Desde hace dos semanas el estado de Michoacán está vigilado por 7.000 efectivos del Ejército, la Marina, la Policía Federal Preventiva y la Procuraduría General de la República para contener la violencia que a lo largo del año ha dejado 565 ejecuciones, entre ellas 38 policías.

En la región de Sinaloa, a pesar de los operativos de vigilancia que mantienen las Bases de Operación Mixta, se registraron ocho ejecuciones en los municipios de Culiacán y Escuinapa, con las cuales llega a 43 el número de victimas en el estado en lo que va de diciembre.

En uno de estos hechos, un grupo armado ejecutó con ráfagas de AK- 47 a Miguel Ángel Zazueta Ayala, de 43 años, a su hijo Fausto Zazueta y a su sobrino, Alfonso Zazueta, frente a su domicilio en la localidad de Santa Fe.

GRANADAS EN UN BAR DE ACAPULCO

En Acapulco (estado de Guerrero), varios desconocidos lanzaron dos granadas de fragmentación contra un bar ubicado en la zona centro del puerto y a un barrio de la ciudad costera Miguel Alemán. De acuerdo con la Policía Investigadora Ministerial, sólo explotó uno de los artefactos, ocasionando heridas a 11 personas, de las que dos de ellas se encuentran en estado grave.

La Secretaría de Protección y Vialidad de Acapulco informó que dos individuos se introdujeron al interior del bar El Quelite y arrojaron las dos granadas. Al lugar se trasladaron efectivos del 56 batallón de infantería de la novena Región Militar, quienes acordonaron la zona junto con la Policía Preventiva de Acapulco y de la Policía Investigadora Ministerial.

Los militares localizaron en la cocina del bar una granada de tipo expansivo, color verde y sin espoleta, la cual desactivaron y se llevaron. La Procuraduría General de la República y la Procuraduría de Justicia de Guerrero ya han iniciado las investigaciones correspondientes.

Mientras tanto, en Veracruz, informes de la Procuraduría de la República revelaron que en esta región operan tres cárteles de la droga y una organización local del narcotráfico.