27 de febrero de 2006

México.-ONG mexicanas critican la construcción de complejos hoteleros en Tulum, patrimonio cultural y biológico del país

Piden que se tenga en cuenta a los diferentes grupos económicos, sociales y ambientales a la hora de tomar decisiones sobre el futuro

MEXICO DF, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

Una coalición de ONG mexicanas, entre las que se encuentran el Movimiento Ciudadano Ecologista de Playa del Carmen, así como el Centro Mexicano de Derecho Ambiental o Yaxché Árbol de la Vida, entre otras, denunciaron que los proyectos de construcción de complejos hoteleros en el Parque Nacional de la ciudad de Tulum, situada en la Riviera Maya (sur) "acabarán con el rico patrimonio cultural y biológico de la zona".

Según informan las ONG en un comunicado, la riqueza cultural y biológica de Tulum "se encuentra amenazada por la construcción de una serie de complejos turísticos en el interior del Parque Nacional, que tienen como fin fomentar el turismo masivo en un sistema acuífero de gran valor natural".

Todas estas acciones forman parte del Plan Director de Desarrollo Urbano (PDU) que ha sido promovido por las autoridades mexicanas, a pesar de que el ordenamiento jurídico del país establece que los municipios "tienen la facultad de llevar a cabo planes de desarrollo urbano, con la limitación de lo establecido en las leyes federales y estatales relativas a estos aspectos".

De esta forma, y según estas organizaciones ecologistas, la nueva versión del PDU "contraviene los decretos que establecieron la zona como área natural protegida para garantizar la protección de la naturaleza y de los valores culturales, además de la conservación de los monumentos arqueológicos".

Asimismo, esta actualización del Plan "viola los criterios contenidos en el Programa de Ordenamiento Ecológico Territorial del Corredor Cancún-Tulum, que establece unas limitaciones a la hora de desarrollar diferentes proyectos en esta región protegida".

Por otro lado, las ONG recordaron que estas actuaciones también se oponen a la Ley General del Equilibro Ecológico y Protección del Medio Ambiente que indica que una vez establecida un área natural protegida, "sólo podrá ser modificada su extensión y sus usos del suelo por la autoridad que la haya establecido".

RESPONSABILIDAD DEL MUNICIPIO

En el caso de Tulum, las autoridades a las que correspondería esta responsabilidad serían las del municipio de Solidaridad que "pretende hacer las modificaciones sin seguir el procedimiento contemplado por la ley", afirman, y a pesar de que fueron organismos federales y no municipales los que crearon el Parque Nacional Tulum.

En este sentido, la responsabilidad "es del Ayuntamiento de Solidaridad", a la hora de garantizar el interés público y la integridad del patrimonio biológico y cultural de México, además de proteger la legislación y los acuerdos establecidos con el Gobierno del Estado y el Gobierno Federal, opinan estas ONG.

El nuevo PDU tiene la intención de construir diferentes complejos hoteleros en áreas contiguas a un yacimiento arqueológico que se encuentra en esta reserva protegida, "contraviniendo tanto la legislación nacional como los compromisos internacionales", señalan.

Tulum, además de poseer un gran importancia a nivel histórico y cultural, también tiene una rica biodiversidad natural, ya que en su interior se encuentran dos de los ríos subterráneos más largos del mundo, además de las cuevas Sac Actun y Ox Bel Ha.

Por este motivo, los miembros de las ONG que promovieron esta protesta resaltaron que "asegurar la salud de este ecosistema y garantizar que el PDU proteja estos ríos es vital". En este sentido, añadieron que la versión actual del Plan "se limita a mencionar que deben protegerse las zonas de ríos subterráneos, sin establecer zonas de alta fragilidad o limitaciones al uso del suelo".

"Todavía hay tiempo de proteger uno de los lugares más importantes para la cultura mexicana", afirman en el comunicado conjunto, por lo que solicitaron al Ayuntamiento de Solidaridad que "impida la aprobación de un Programa Director de Desarrollo Urbano que ponga en riego el desarrollo de Tulum y la Riviera Maya amenazando el patrimonio natural, histórico y cultural en que se basa".

Además, las ONG pidieron que se tenga en cuenta a los diferentes grupos económicos, sociales y medioambientales implicados a la hora de tomar decisiones sobre el futuro de urbanización de la zona de Tulum, para garantizar el porvenir "más sostenible para la población".

Las organizaciones que firmaron este llamamiento a las autoridades mexicanas fueron el Movimiento Ciudadano Ecologista de Playa del Carmen, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, Yaxché Árbol, así como el Grupo Ecologista del Mayab, el Centro Ecológico Akumal, Amigos de Sian Ka'an y el Centro Investigador del Sistema Acuífero de Quintana Roo.