6 de marzo de 2012

México.- La ONU denuncia la participación del Estado mexicano en caso de desapariciones forzosas

MÉXICO DF, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

Funcionarios del Estado mexicano han participado en casos de desapariciones forzadas junto a miembros del crimen organizado, ha denunciado este martes el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias de la ONU, al dar a conocer las conclusiones de la visita de trabajo que hicieron a México hace un año.

La ONU ha advertido de que en México se ha registrado "un elevado número de secuestros y delitos con similitudes a las desapariciones forzadas" que han sido "cometidos por grupos del crimen organizado", pero no en todos los casos los delincuentes habrían actuado "de forma independiente", informan medios locales.

El grupo asegura tener "información concreta, detallada y verosímil sobre casos de desapariciones forzadas llevados a cabo por autoridades públicas o por grupos criminales o particulares actuando con el apoyo directo o indirecto de algunos funcionarios públicos".

De esta manera, la ONU denuncia la impunidad que prevalece en México en torno a estos casos que "ni siquiera son considerados como delitos" porque muchas veces se les califica como "extraviadas o perdidas", sin que se lleva adelante una "adecuada investigación para descartar la posibilidad de que se trate de una desaparición forzada".

El grupo de trabajo está conformado por el francés Olivier de Frouville, la bosnia Jasminka Dzumhur, el argentino Ariel Dulitzky, el libanés Osman El Hajjé y el sudafricano Jeremy Sarkin. Todos ellos visitaron México en marzo de 2011 y se reunieron con autoridades de varios estados, así como con representantes de organizaciones civiles.

No existen datos concretos sobre el número de casos de desapariciones forzadas que se han registrado en México desde que el presiente mexicano, Felipe Calderón, asumió el poder en diciembre de 2006. El grupo, durante su estancia en México, recogió más de tres mil denuncias, sin embargo, esta cifra pudiese ser mayor si se considera el hallazgo de decenas de fosas comunes que se han encontrado en los dos últimos años.

A comienzos del año pasado, la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México (CNDH) denunció que 11.333 migrantes --que utilizaban ese país como territorio de paso en su camino a Estados Unidos-- fueron secuestrados entre los meses de abril y septiembre de 2010.

La denuncia de la ONU coincide con el informe que presentó recientemente la organización Human Rights Watch (HRW), donde se denuncia que las Fuerzas Armadas mexicanas han cometido "graves violaciones" de los Derechos humanos, así como "ejecuciones, torturas y desapariciones forzadas" sin que la mayoría haya sido procesado por estos crímenes.