20 de marzo de 2007

México.- Ordenan la detención de cinco responsables de la empresa en la que trabajaban los 65 mineros muertos en 2006

CIUDAD DE MÉXICO, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un juez mexicano ha emitido una orden de detención contra el gerente de Industrial Minera México S.A. (IMMSA), Rubén Armando Escudero, y otros cuatro responsables de la empresa concesionaria de la mina Pasta de Conchos por su presunta responsabilidad en la muerte de 65 mineros en febrero de 2006.

Todos han sido acusados de "homicidio simple culposo", que no se encuentra dentro de la lista de delitos graves y concede al inculpado el derecho a recuperar la libertad con el pago de una fianza, según informa el diario local 'La Jornada'.

Por otro lado, el rotativo aseguró que la Procuraduría General de la República presentará sus investigaciones a un Juzgado federal para conseguir conseguir las órdenes de arresto contra cinco funcionarios y ex funcionarios de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social que habrían omitido castigar a IMMSA por las condiciones de inseguridad con que operaba la mina, situación que derivó en la tragedia.

"Nosotros nos estamos encargando de las personas que tuvieron responsabilidad y que incurrieron en delitos del orden común; también hay delitos del fuero federal que se cometieron, pero la consignación de la averiguación en este caso, y las solicitudes de las órdenes de aprehensión por delitos federales, estará a cargo" de la Procuraduría, señaló un funcionario de este organismo en Coahuila.

El fiscal Ríos Coss informó que por el momento se desconoce el paradero de los inculpados. Sin embargo, destacó que es la primera vez en la historia de Coahuila que los responsables de accidentes en minas de carbón son procesados. "En la historia ha habido muchos accidentes, muchas personas han muerto, pero nunca antes se había procedido en contra de ellos", señaló.

DISPUESTA A COLABORAR

Dos de las órdenes de detención que emitirá la Procuraduría General van contra Pedro Camarillo Adame, ex delegado de la Secretaría de Trabajo en Coahuila, y Luis Raúl Sarmiento Villegas, director jurídico de la delegación. En dos ocasiones, ambos han intentado, sin éxito, conseguir el amparo de la Justicia federal, tanto por acciones de la Procuraduría del estado como de la general.

En un comunicado, IMMSA afirmó tener conocimiento de la búsqueda que se ha iniciado contra sus empleados, y se limitó a señalar que confía "en el sistema judicial mexicano, en la impartición de justicia", y aseguró estar dispuesta a "colaborar en todo momento con las autoridades estatales y federales".

La tragedia en la mina de Pasta de Conchos, situada en la localidad de San Juan de Sabinas, ocurrió el 19 de febrero de 2006, pero todavía no se conocen con certeza las causas de la explosión. Las informaciones son contradictorias sobre la profundidad a la que se encontraban atrapados los mineros. El Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros y Metalúrgicos indicó que estaban aproximadamente a 490 metros dentro de un túnel horizontal de 1,6 kilómetros de largo, pero el Grupo México, la más grande compañía minera del país, afirmó que estaban a unos 150 metros bajo tierra.

IMMSA se encargó de la búsqueda y el rescate de los cuerpos de los mineros, pero no fue hasta el 23 de junio de 2006 cuando se recuperó el primer cadáver de uno de los mineros, de 49 años, mientras que el segundo fue rescatado casi seis meses después, el 1 de enero de este año.