23 de diciembre de 2014

Los padres de los 43 'normalistas' de Iguala piden la intervención del Papa

Los padres de los 43 'normalistas' de Iguala piden la intervención del Papa
REUTERS

MÉXICO DF, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Los padres de los 43 'normalistas' (estudiantes de magisterio) desaparecidos el pasado 26 de septiembre en Iguala han solicitado la intervención del Papa en este caso, en una carta que han entregado al nuncio apostólico en México, Christophe Pierre.

   Las familias de los 43 'normalistas' se han reunido en Ayotzinapa con Pierre para entregarle una carta con la esperanza de que se la haga llegar al Papa para que exija al Estado mexicano la vuelta con vida de los 42 estudiantes de magisterio que siguen desaparecidos.

   El arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias, ha revelado que además han pedido reunirse con Francisco el próximo año. "Buscaremos el diálogo directo para poder hacer llegar a las autoridades (mexicanas) la petición de los padres de los jóvenes desparecidos", ha afirmado.

   Por su parte, Pierre les ha garantizado el apoyo de la Iglesia Católica. "Cuando uno sufre lo peor es sentirse solo y abandonado, pero el Papa está con ustedes", ha dicho el representante del Vaticano en su homilía, según ha informado el diario mexicano 'El Universal'.

   El portavoz de las familias de los estudiantes de magisterio, Felipe de la Cruz, ha agradecido el apoyo de la Iglesia Católica en México y ha rogado a sus emisarios que "lleven su voz y dolor al Papa, para que en su homilía (de Navidad) pida por los 'normalistas'".

CASO IGUALA

   Los 'normalistas' llegaron a Iguala el 26 de septiembre para recaudar fondos para viajar a la capital mexicana el 2 de octubre con el fin de participar en la conmemoración de otra matanza, la de Tlatelolco.

   Ese día la esposa del alcalde tenía previsto presentar un informe de su labor al frente del Sistema de Desarrollo Integral para la Familia municipal y, ante el temor de que los estudiantes reventaran el acto, como ya había ocurrido en el pasado, el alcalde ordenó a la Policía actuar contra los 'normalistas'.

   Policías de Iguala, apoyados por agentes de Cocula, interceptaron a los jóvenes a la entrada del municipio y abrieron fuego, matando a uno de ellos y dando lugar a un enfrentamiento que se saldó con seis muertos y 25 heridos.

   Una vez controlada la situación, detuvieron a los 'normalistas' que no consiguieron huir, les condujeron en varios furgones policiales a los límites entre Iguala y Cocula y se los entregaron a Guerreros Unidos.

   A partir de ese momento se pierde el rastro de los 43 'normalistas'. Queda ahora el análisis de las cenizas, ya que el de los cadáveres de la treintena de fosas comunes halladas en Iguala y municipios cercanos ha revelado que no son los jóvenes.