16 de octubre de 2007

México.- El presunto caníbal mexicano niega haberse comido a su novia pero se declara culpable de su asesinato

MEXICO D.F., 16 Oct. (EP/AP) -

El presunto caníbal mexicano que fue detenido el pasado 8 de octubre reconoció hoy que asesinó y descuartizó a su novia, así como que cocinó algunos de sus restos, pero explicó que no se los comió, ya que sólo pretendía dárselos a los perros.

La Procuraduría General de Justicia de la capital informó en un comunicado de que José Luis Calva Zepeda prestó hoy declaración en el hospital donde se recupera de las heridas que sufrió al intentar huir cuando fue capturado por la Policía, y negó "haber probado" la carne de su novia.

Buscado por la desaparición de su pareja, Calva fue detenido en México D.F. y, tras inspeccionar su casa, la Policía localizó el cuerpo mutilado de su novia, identificada como Alejandra Galeana.

La mayor parte del cuerpo de la mujer estaba en un cuarto de baño, mientras que su pierna y su brazo derecho se encontraban en el frigorífico. Además, se hallaron restos de carne frita en una sartén, en un plato con cubiertos y en una caja de cereales. La Procuraduría local informó ayer de que creía que Calva había ingerido la carne frita, que correspondía a un antebrazo derecho, también probablemente de Galeana.

El hombre les relató que el 5 de octubre, el mismo día que la familia de ella presentó una denuncia por desaparición, le dijo a su novia que ya no quería seguir la relación y ésta comenzó a abofetearle. Él respondió sujetándola por la espalda, "pero por la fuerza que él tiene, ella se desvaneció y al tratar de localizar su pulso se percató de que estaba sin vida", señaló la dependencia en un comunicado.

Por ello, comenzó a idear cómo se desharía del cuerpo y concluyó que podría cortarla en partes para sacarlas de la casa poco a poco. El 6 de octubre pensó que la mejor solución era cocer la carne y "dársela a los perros".

La Procuraduría también lo vincula con el asesinato y desmembramiento de dos mujeres más: una en 2004 que fue su novia y otra en abril de 2007, identificada sólo como prostituta. Calva negó haberlas asesinado.