15 de julio de 2015

La Procuraduría retiene a 22 funcionarios de prisiones por la fuga de 'El Chapo'

MÉXICO DF, 15 Jul. (EUROPA PRESS) 

   La Procuraduría General de la República (PGR) ha decidido mantener arrestados a 22 trabajadores de la prisión del Altiplano al sospechar que están implicados en la fuga del líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín 'El Chapo Guzmán'.

   Las autoridades mexicanas han optado por prorrogar 48 horas la detención preventiva de 22 de los 34 funcionarios de prisiones que fueron arrestados en un primer momento para depurar responsabilidades por la huida de 'El Chapo'.

   Las fuentes consultadas por el diario mexicano 'Milenio' no han precisado si el director del Altiplano, Valentín Cárdenas, está entre la veintena de personas que siguen retenidas en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido).

   'El Chapo' logró el sábado burlar la seguridad del Centro de Readaptación Social del Altiplano a través de un túnel horadado en la zona de duchas de 1,5 kilómetros de largo por 50 centímetros de ancho que llevaba a una vivienda cercana a la cárcel.

   Esta huida al más puro estilo de Hollywood ha desatado una ola de críticas contra el Gobierno porque, según los expertos, para construir el túnel se emplearon al menos nueve meses, varios camiones pesados y cientos de toneladas de tierra, sin levantar la más mínima sospecha.

   El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ha urgido a investigar "en profundidad" estos hechos al considerar que son "una afrenta al Estado mexicano" que está intentando construir y que parecía estar más cerca hace un año, cuando anunció ante el mundo la detención de 'El Chapo'.

   El líder del Cártel de Sinaloa fue arrestado por segunda vez el 22 de febrero de 2014 en la ciudad de Mazatlán en un operativo llevado a cabo por las fuerzas especiales de la Marina mexicana apoyándose en la información obtenida por la Inteligencia de Estados Unidos y sin realizar "ni un disparo".

   La Administración de Peña Nieto cerraba así el doloroso capítulo de 'El Chapo', que puso en jaque al Estado mexicano en 2001 cuando logró escapar de la cárcel de máxima seguridad de Puente Grande (Jalisco) escondido en un carro de lavandería, tras ser arrestado por primer vez en Guatemala en 1993.