1 de enero de 2007

México.- Rescatan el segundo cadáver de los 65 mineros que murieron en febrero en el noreste de México

CIUDAD DE MÉXICO, 1 Ene. (EUROPA PRESS) -

En un avanzado estado de descomposición e hinchado por la humedad, los servicios de rescate mexicanos localizaron y sacaron anoche el segundo cadáver de los 65 mineros que fallecieron el pasado 19 de febrero de 2006 en la explosión de la mina Pasta de Conchos.

Fue identificado como José Manuel Peña Saucedo, de 52 años, cuyo cuerpo presentaba además fracturas en las costillas y en el maxilar superior y, de acuerdo con el informe de los médicos forenses, murió por aplastamiento.

"El domingo en la madrugada hallamos las botas y la lámpara, luego a él, estaba bajo toneladas de escombro de un derrumbe de seis metros de altura, lo pudimos sacar rápido porque el terreno no se movió, quedó firme y no se derraparon las piedras", explicó uno de los efectivos de rescate al diario local 'El Universal'.

En un principio, el coordinador del Programa de apoyo humanitario de la empresa Industrial Minera México S.A. (IMMSA), Enrique Valverde, estimó que tardarían dos o tres días en recuperar el cadáver, pero las labores realizadas por los equipos de rescate se aceleraron y dieron resultados en menos de 18 horas.

El cadáver fue identificado mediante diversas pruebas periciales por forenses de la Procuraduría General de Justicia del estado de Coahuila. "Está íntegro, pero irreconocible, no tiene piel en la cara ni en algunas partes del cuerpo, además de las fracturas que presenta", explicó el efectivo de rescate.

Según los informes forenses, Peña Saucedo falleció instantáneamente de asfixia, por compresión toraco-abdominal, es decir, aplastado por las piedras y la tierra del derrumbe.

Hace más de diez meses de la explosión en la mina Pasta de Conchos, que sepultó a 65 trabajadores. El socavón de tres cañones quedó completamente destruido, y actualmente se cuenta ya con un cañón paralelo para poder entrar por la parte de atrás de la mina, donde se cree está el resto de las víctimas. Lo único que falta es extraer el gas metano, cuyo volumen de concentración es muy alto.

El primer cuerpo fue rescatado el pasado 23 de junio. A través de un comunicado, el presidente de IMMSA, Xavier García, indicó que la búsqueda ha sido larga, pero que mantienen su compromiso de seguir adelante con el rescate de todos los cuerpos "hasta donde sea humanamente posible".