14 de abril de 2006

México.- La revista mexicana 'Ganar-Ganar' entrega sus premios para reconocer la importancia de la RSC en México

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

La revista mexicana especializada en responsabilidad social corporativa 'Ganar-Ganar', con motivo de su tercer aniversario, entregó sus premios de periodismo en esta materia con el fin de resaltar la importancia del fomento de las prácticas responsables entre el gobierno, las empresas y la sociedad civil, mediante el trabajo en conjunto hacia un desarrollo sostenible en México.

Según informa la prensa local, los suscriptores fueron los encargados de votar a las diferentes candidaturas presentadas a los premios en las categorías de Entrevista, Reportaje sobre Práctica en Responsabilidad Social e Investigación y Artículo de Opinión.

La revista 'Ganar-Ganar' desde sus inicios se caracterizó por la independencia a la hora de abordar los temas de la responsabilidad social, promocionando, de esta manera, que las empresas y organizaciones pertenecientes a la sociedad civil realicen alianzas estratégicas a medio y largo plazo.

Durante la jornada, el embajador de Estados Unidos en México, Jeffrey Davidow, explicó que el nivel de la filantropía corporativa en México "es menor de lo que puede ser, aunque existen elementos que están influyendo para que haya un cambio de conciencia". Así, resaltó que la transición democrática en este país "ha favorecido el crecimiento de las organizaciones de la sociedad civil y está aumentando la aceptación de la responsabilidad social corporativa".

En este sentido, aseguró que el número de organizaciones y fundaciones "es menor en comparación con otros países de similar desarrollo". Puso como por ejemplo Brasil, que tiene cerca de 250.000 asociaciones, mientras que en México sólo hay 7.500.

Davidow comunicó que en México la filantropía "ha crecido de manera impresionante en los últimos años", aunque los tres principales actores sociales, como los gobiernos, empresas y organizaciones "no valoran entre sí a los otros actores".

En su opinión, las organizaciones y las empresas son vistas por el Gobierno "con demasiada desconfianza", las compañías ven en las asociaciones "una falta de organización" y las ONG, por su parte, perciben a las corporaciones como "incoherentes en sus planes".

Por su parte, el embajador de Estados Unidos apuntó que las empresas "deben buscar la profesionalización a través de políticas filantrópicas duraderas, claras y consistentes". Al mismo tiempo, reflejó la importancia de que se cree una fundación para promover un mejor seguimiento de proyectos y aprovechamiento de los recursos donados.

Además, esta fundación facilitaría la ayuda a otras ONG, así como a conocer mejor las leyes y normas sobre la filantropía, involucrándose con otras organizaciones para establecer objetivos comunes. Finalmente, Davidow afirmó que el trabajo filantrópico "se debe expandir de manera vertical, por medio de una cadena de proveedores y clientes para lograr un efecto multiplicador en las donaciones".