10 de febrero de 2006

México.- RSF denuncia el acoso de la justicia de Chiapas a un periodista local acusado de "difamación"

Ksheratto fue acusado en 2002 de "difamación" tras destapar un caso de malversación de fondos públicos en el Gobierno de Chiapas

CIUDAD DE MEXICO, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

Reporteros sin Fronteras (RSF) denunció el acoso al que está siendo sometido por la justicia el periodista del diario mexicano 'Cuarto Poder' Angel Mario Ksheratto, detenido por tercera vez en el mismo caso por "difamación" el pasado 4 de febrero en el Estado de Chiapas (Sur) que podría costarle hasta cinco años de prisión.

"El encarcelamiento por un delito de prensa es indigno de un Estado de derecho y resulta absurdo que el Estado de Chiapas (México) mantenga ese tipo de condenas, cuando otros Estados de México las han suprimido", denunció Reporteros en una carta dirigida al presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del Estado de Chiapas.

En su comunicado, RSF considera que las repetidas detenciones de Ksheratto "ponen de manifiesto que le están acosando" y denuncia también la "exorbitante" fianza --10.000 euros-- fijada el pasado 8 de febrero por el juez de Tuxtla Gutiérrez (capital del Estado) para dejar en libertad al periodista.

"La fianza a cambio de la liberación tiene que tener en cuenta, como establece la Constitución, el nivel de solvencia del acusado, lo que no ocurre en este caso", indicó la organización. Por ello, reza la misiva, "pedimos la libertad inmediata de Angel Mario Ksheratto o, en su defecto, una fianza que le permita recuperar rápidamente libertad, para defenderse".

En agosto de 2002, Ksheratto reveló en 'Cuarto Poder' que la jefe del Departamento de Escuelas del Gobierno de Chiapas, María del Pilar López Hernández, había utilizado fondos públicos para comprar una casa. López Hernández denunció entonces al periodista por "difamación".

Las penas de cárcel previstas para por la legislación de Chiapas para este tipo de delito se endurecieron en febrero de 2004, pasando de 2 a 3 años de cárcel como mínimo y de 5 a 9 años como máximo, junto a una ampliación de las multas.

El 9 de enero de 2003, Ksheratto fue detenido por primera vez y obligado a firmar en el registro de fianzas una vez por semana, una formalidad que le obligaba a acudir a los locales de la justicia, situados a 120 kilómetros de Tuxtla Gutiérrez, donde trabaja. "En octubre de 2005, el periodista fue arrestado de nuevo, sin orden judicial y permaneció detenido durante varias horas", según RSF.

El 4 de febrero de 2006, el reportero fue detenido por tercera vez, ya que el juez estimaba que no había cumplido con sus anteriores obligaciones judiciales. "Cuatro días más tarde, fijó la fianza en 10.000 euros, una cantidad muy superior a los recursos que posee", denunciaron.

Ayer jueves, el abogado del periodista, Gabriel Soberón, anunció a Reporteros que va a plantear un recurso con el fin de reducir el importe de la fianza. Precisó a la organización que la justicia dispone de un plazo de 30 días para pronunciarse, durante los cuales el periodista permanecerá detenido.