2 de abril de 2015

Los 5 miedos que todos compartimos

  • Los 5 miedos que todos compartimos
PIXABAY

MADRID, 2 Abr. (Notimérica) -

   Cada uno tiene sus miedos y angustias, pero al menos como apunta la investigación psicológica, parece que todos compartimos cinco miedos, que en mayor o menor medida, están presentes en algún momento de nuestra vida. ¿Cuáles son estos miedos que todos compartimos?

   El miedo, según lo define la Real Academia Española (RAE) es una "perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario" o "recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo que desea". Quizá la definición más general y clara del miedo sea un "sentimiento de ansiedad, causado por nuestra anticipación a algún evento o experiencia futura", según apunta el portal PsichologyToday.

   El ex presidente estadounidense Franklin Roosevelt decía que "la única cosa de la que debemos tener miedo, es el propio miedo". Expertos médicos han explicado que el sentimiento de ansiedad que tenemos cuando pasamos miedo es una reacción biológica estandarizada. Por eso, nuestro cuerpo genera las mismas reacciones por el miedo a que nos muerda un perro, a una cita o a una auditoría financiera.

pixabay

   El miedo, como muchas emociones, es básicamente información. Por eso si lo aceptamos como parte de nuestro estado psico-biológico nos puede ofrecer conocimiento y entendimiento del entorno. El experto consultor en gestión de emociones y estrategias empresariales, Karl Albrecht, recoge en PsichologyToday, los cinco miedos que todos los humanos comparten y que generan todos los demás.

1. MIEDO A LA MUERTE: El miedo a la extinción, a dejar de existir o, simplemente, el miedo a la muerte, genera una primera ansiedad existencial en casi todos los seres humanos. Es similar al sentimiento de pánico que experimentaríamos al asomarnos a un edificio muy alto.

2. MIEDO A LA MUTILACIÓN: Es el miedo a perder alguna parte de nuestro cuerpo, perder la integridad de algún órgano o alguna función vital. De este miedo se producen otros como la ansiedad que genera el pensamiento de que hormigas, arañas, serpientes u otros animales puedan introducirse en nuestro cuerpo.

3. MIEDO A LA PÉRDIDA DE LA AUTONOMÍA: El miedo a ser inmovilizado, paralizado, restringido, aprisionado, atrapado o controlado por cualquier circunstancia que escapa a nuestro control. En su forma física, es conocido comúnmente como claustrofobia, pero también se extiende a nuestras relaciones e interacciones sociales.

4. MIEDO AL ABANDONO: El miedo al abandono, el rechazo y la pérdida de conexiones. Se trata del temor de convertirse en una persona no querida, no respetada o no valorada. El "tratamiento del silencio", cuando es impuesto por un grupo, puede tener un efecto psicológico devastador.

5. MIEDO A LA MUERTE DEL EGO: Es el miedo a la humillación, a la vergüenza, o a cualquier otro mecanismo de auto-desaprobación que amenace la pérdida de la integridad del propio yo, como la pérdida del sentido del amor propio, la capacidad o la validez personal.

   Todos los miedos se pueden reducir a estos cinco: Imagina el miedo a las alturas o a caer, es básicamente el miedo a la extinción. ¿Miedo a fracasar? Es el miedo a la muerte del ego. ¿Miedo al rechazo? Es sólo miedo a la separación y quizá un poco de miedo a la muerte del ego.

   La idea de enfrentar nuestros miedos es más sencilla cuando nos damos cuenta de que pedir a alguien salir, solicitar un aumento de salario o acudir a una cita médica, generan reflejos instantáneos que son reacciones a nuestras memorias del miedo.

   Suceden tan rápido que no nos damos cuenta de la experiencia total del miedo. Lo que sentimos es un "micro-miedo", que es una especie de código corto para lo que implica el miedo real. Por eso, nuestros miedos a tener miedo son realmente muy parecidos al propio miedo.

   Cuando observamos el miedo y las emociones que lo acompañan como información, podemos pensar en ello conscientemente. Cuánto más clara y calmadamente podamos articular los orígenes del miedo, menos nos asustarán y más control tendremos sobre nuestra vida.