13 de septiembre de 2006

Minas.- Las víctimas de minas antipersona han aumentado aunque el año pasado se eliminaron más que en toda la historia

GINEBRA, 13 Sep. (EP/AP) -

El número de víctimas de minas antipersona ha aumentado, ya que continúan siendo utilizadas por guerrillas y gobiernos en países como Birmania, Nepal, Rusia y, sobre todo, Colombia, si bien la eliminación de este tipo de artefactos en todo el mundo fue mayor el año pasado que en toda la historia, según reflejó en su informe anual la Campaña Internacional para la Eliminación de Minas Antipersona.

Según esta coalición, se registraron 7.300 víctimas el pasado año por culpa de las minas antipersona, un 11% más que en 2004. Del total, 2.000 murieron y el resto resultaron heridas. Los tres países con mayor número de heridos o muertos fueron Colombia, con 1.100; Camboya, con 875 y Afganistán con 848.

El incremento de víctimas se debe a la intensificación de los conflictos en Colombia, Sri Lanka, Nepal, Birmania y los territorios palestinos, explicó el informe.

La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) "continuó siendo el mayor sembrador de minas antipersona en el país, y uno de los mayores en todo el mundo". La coalición aseguró que las FARC comenzaron a colocar las minas en municipios donde no se habían registrado incidentes con estos artefactos antes.

En 2005 se donaron 376 millones de dólares para programas de erradicación en todo el mundo. Estados Unidos fue el mayor donante con 82 millones.

Durante el año pasado se limpiaron de minas más de 740 kilómetros cuadrados, detalló el informe. Esa zona equivale al tamaño de la ciudad de Nueva York y constituye el esfuerzo más grande desde que se puso en marcha la campaña de eliminación en los años 80. No obstante, aún hay 78 países contaminados con minas antipersona y las donaciones para la erradicación de los artefactos descendieron un 5,8% de 2004 a 2005.

Ian Doucet, uno de los editores del informe, indicó que se necesita más dinero para desactivar los campos minados para poder cumplir con el objetivo de hacerlo en todo el mundo antes de 10 años.

Mientras, Stephen Goose, un experto en armas de la ONG Human Rights Watch (HRW), señaló que hay 13 países que siguen produciendo minas antipersona, si bien otras naciones están desarrollando nuevo armamento que provoca casi el mismo daño.