11 de agosto de 2016

Los mineros bolivianos toman como rehenes a 47 policías durante las protestas

Los mineros bolivianos toman como rehenes a 47 policías durante las protestas
REUTERS

LA PAZ, 11 Ago. (Notimérica) -

El Ministerio de Gobierno de Bolivia ha informado en un comunicado la difícil situación en la que se encuentran los bloqueos de cooperativistas mineras, que este miércoles cerraron las carreteras del país para protestar contra la nueva ley de sindicalización propuesta por Evo Morales.

En dicho informe, se incluye un total de 47 policías que han sido tomados como "rehenes" cuando éstos intentaron despejar las calles. Por su parte, la Policía intervino con gases lacrimógenos en los puntos que se volvieron más violentos, en las regiones de La Paz, Oruro (al oeste) y Cochabamba (en el centro). En este documento también consta que los bloqueadores retuvieron a una ambulancia que trasladaba a un policía herido, según informa el diario local 'La Nación'.

Sin embargo, fue en la localidad de Mantecani, provincia de Aroma en el municipio de Patacamaya, donde se dieron los peores casos. A pesar de que en estos tres lugares los cooperativistas mineras utilizaron dinamita para bloquear las carreteras, fue en Mantecani donde se tomaron como rehenes a un grupo de uniformados. Hasta ahora, se desconoce si son oficiales o de la tropa policial.

Uno de los dirigentes de la Federación de Cooperativas Mineras llamado Hernán Montero, ha declarado que los oficiales detuvieron a 45 mineros en la ciudad de El Alto, cercana a la capital boliviana, mientras que en Patacamaya (al oeste) se registraron un total de 30 apresados y en Cochabamba, 38.

De esta forma, los cooperativistas han informado que darán libertad a los agentes siempre y cuando la Policía haga lo mismo con los mineros arrestados. Además, han añadido que se van a masificar las protestas a partir de este jueves, a las cuales se sumarán otros sectores y cooperativas.

DISTINTO TRASFONDO

Los cooperativistas mineras iniciaron este lunes las protestas en contra de una ley de sindicalización y han presentado diez puntos de cambio que el ministerio de Minería, conducido por César Navarro, ha denegado porque uno de ellos viola la Constitución Política del Estado (CPE), ya que busca la potestad de firmar contratos de asociación con empresas privadas. Este aspecto solo está contemplado en la Carta Magna si como algo exclusivo del Estado.

Otras de las protestas integradas en las movilizaciones son la falta de firma de contratos para nuevas áreas mineras, la ausencia de recursos en el Fondo de Financiamiento para la Minería y los retrasos en los pagos de la empresa metalúrgica Vinto.

Así, Navarro ha ratificado la predisposición gubernamental para instalar una mesa de diálogo entre ambas partes si los mineros finalizan los bloqueos iniciados este lunes, tal y como comenta la 'Agencia Boliviana de Información' (ABI). Sin embargo, ya ha habido varias intentonas de reunión sin éxito para solucionar las demandas del gremio.

Por otro lado, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, ha destacado el supuesto trasfondo de estas protestas, indicando que la sindicalización del sector es la modificación de la Ley de Minería "para celebrar contratos con transaccionales".

En una conferencia de prensa, Romero ha indicado que los empleados del sector minero "quieren vivir cobrando una renta sin trabajar sin hacer nada y vivir de la renta por alquilar sus cooperativas a transaccionales". Así, ha señalado que más de 5.200 mineros se encuentran "fuertemente armados" con explosivos, dinamitas y perdigones por todas las vías terrestres del país.