25 de noviembre de 2014

Misuri ordena el despliegue de más efectivos de la Guardia Nacional por los disturbios

Misuri ordena el despliegue de más efectivos de la Guardia Nacional por los disturbios
ADREES LATIF/REUTERS

WASHINGTON, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El gobernador del estado estadounidense de Misuri, Jay Nixon, ha ordenado este martes el despliegue de más efectivos de la Guardia Nacional en la localidad de Ferguson, ante la posibilidad de que esta noche continúen los disturbios contra la decisión judicial de exonerar al policía que mató al joven afroamericano Michael Brown.

"El gobernador ha ordenado un despliegue adicional de guardias nacionales en Ferguson para apoyar a las fuerzas de seguridad en Saint Louis para proteger las vidas y propiedades de esta región", ha informado su oficina en un comunicado.

Nixon ha aclarado en una rueda de prensa posterior que los efectivos de la Guardia Nacional pasarán de los 700 del lunes a "más de 2.200" este martes, según ha informado el diario estadounidense 'The Washington Post'.

"La violencia que vimos la pasada noche en Ferguson es inaceptable", ha considerado. "Los criminales aterrorizaron a la comunidad, disparando armas, quemando edificios y saqueando tiendas, muchas por segunda vez", ha relatado.

Además, el líder regional ha aprovechado para expresar su agradecimiento "a los miles de miembros de las fuerzas de seguridad que trabajaron duro para mantener a la gran mayoría de la región libre de violencia la pasada noche".

La Guardia Nacional está desplegada en Misuri desde el 17 de noviembre, cuando Nixon declaró el estado de emergencia, augurando que "podría desatarse un nuevo periodo de disturbios después de la decisión del gran jurado sobre la muerte de Brown".

El estado de emergencia en este territorio norteamericano estará vigente durante los próximos 30 días, tras los cuales se derogará automáticamente, a no ser que el gobernador ordene una prórroga.

DECISIÓN IMPOPULAR

El gran jurado de Saint Louis decidió el lunes no presentar cargos penales contra Darren Wilson por la muerte de Brown, argumentando que, tras "una investigación exhaustiva", las declaraciones de algunos testigos han quedado desacreditadas por las pruebas y las autopsias han sido consistentes entre sí.

Tras ello, cientos de personas salieron a las calles de Ferguson para protestar por la resolución del gran jurado, dando lugar a importantes disturbios a los que los agentes locales contestaron con gases lacrimógenos. Al menos 29 personas han sido detenidas.

Ahora, la familia de Brown puede optar por la vía civil presentando una demanda, aunque este tipo de acciones legales no suelen prosperar. Además, queda abierta todavía la investigación interna de Departamento de Policía de Ferguson.

CASO BROWN

Brown, de 18 años de edad, murió el pasado 9 de agosto al recibir varios disparos de Wilson. Según varios testigos, el joven estaba desarmado, mientras que las autoridades locales sostienen que intentó agredir al policía y que éste se defendió.

La tardanza de las autoridades en revelar los detalles del suceso y, sobre todo, en dar a conocer la identidad de Wilson, dieron lugar a una ola de protestas que rápidamente derivó en disturbios que obligaron a un despliegue de la Guardia Nacional.

El caso de Brown, junto al de Trayvon Martin, otro joven afroamericano abatido a tiros por un vigilante de barrio en Florida, han servido para reavivar el debate racial en Estados Unidos.