5 de febrero de 2019

El movimiento #MeToo sacude a la figura política más importante de Costa Rica, el premio nobel Óscar Arias

El movimiento #MeToo sacude a la figura política más importante de Costa Rica, el premio nobel Óscar Arias
REUTERS / MARCO BELLO - ARCHIVO

SAN JOSÉ, 5 Feb. (Notimérica) -

La psiquiatra y activista antinuclear Alexandra Arce von Herold presentó el pasado 4 de enero una denuncia contra el expresidente y premio nobel de la Paz, Óscar Arias. La noticia, conocida hace escasas horas, ha conmocionado a la sociedad costarricense e iberoamericana, pues Arias es una de las figuras políticas más trascendentales y respetadas de las últimas décadas en la región.

Arce von Herold presentó una querella de diez páginas por acoso sexual contra Arias ante procuradores federales de Costa Rica, incluyendo una declaración jurada so pena de perjurio, y en la que no se solicita ninguna indemnización monetaria por daños ocasionados por los hechos.

Estos, según relata en la denuncia a la que ha tenido acceso 'The New York Times', Arce se reunión con el expresidente en la casa de este a finales del año 2014 con la intención de discutir el desarrollo y organización de un evento relacionado con la causa antinuclear en Viena. Al terminar el encuentro, y cuando la médico iba a irse, Arias se habría acercado presuntamente por detrás y, tras tocarle los senos, le introdujo la mano por debajo de la falda y le penetró con los dedos.

Según ha indicado en la querella, se sintió conmocionada: "Me congelé, no sabía qué hacer", indicó Arce von Herold, asegurando que "estaba tan en shock. Eso nunca me había pasado". Así, la activista explicó que lo único que se le ocurrió hacer en ese momento fue gritarle: "¡Está casado!".

Tras inventarse que tenía que irse en ese momento porque tenía una cita en la Asamblea Legislativa, la psiquiatra salió del hogar del premio nobel corriendo. De hecho, explica, tras los hechos se encontraba tan conmocionada que se dirigió hacia la citada institución, a pesar de que no tenía realmente ninguna reunión en el lugar. Sin embargo, ya en la Asamblea buscó a una de sus conocidas e integrante del Consejo y le contó lo sucedido.

Además de esta persona y su asistente, quienes han corroborado ante las autoridades que la activista se lo había contando, Arce von Herold ha añadido una lista de quince personas a las que contó lo sucedido, entre ellas su hermano, su padre, su novio y otras personas que son parte del movimiento por el desarme nuclear. "No entró en detalle sobre qué pasó, exactamente, y no le preguntamos", dijo Manuel Arce, el hermano, en entrevista recogida por el citado medio. "Durante las primeras semanas después, era como si tuviera estrés postraumático. No se sentía segura".

Jean Marie Collin, el novio de Arce von Herold, a quien indica en la denuncia que llamó el mismo día que sucedieron los hechos, señaló en una entrevista que "de inmediato confié en Alex", y añadió que "nunca dudé de lo que ella me dijo". Asimismo, como recoge 'The New York Times', a raíz de la situación y de la posterior muerte de su padre, Arce von Herold se sumió en una depresión que llegó al punto de que rechazar que su pareja le tocara.

La psiquiatra y activista ha indicado que no ha hecho pública la denuncia antes por ser el acusado quien era, asegurando que la idea de presentar una acusación formal en contra de alguien tan poderoso parecía impensable. Sin embargo, todo lo relacionado con el movimiento #MeToo en Estados Unidos la inspiró, en especial después de ver a las jóvenes gimnastas que testificaron sobre el abuso sexual cometido por Larry Nassar.

"Todas las demás mujeres que lo hicieron me ayudaron", dijo Arce, añadiendo que "entonces pensé que, tal vez, yo puedo ayudar a otras también". En un primer momento, Arce habría escrito varias publicaciones en Facebook e Instragram detallando lo sucedido, pero posteriormente las borró después de que un periodista le recomendara hacerlo por las posibles repercusiones.

OSCAR ARIAS

Arias ganó el Premio Nobel de la Paz en 1987 por su papel en las negociaciones de paz relacionadas con los conflictos civiles en Centroamérica. Ha sido presidente del país en dos ocasiones y, a día de hoy, sigue siendo uno de los principales referentes políticos en Costa Rica, donde mantiene una fundación con la que lucha por la paz y la democracia.

Esta denuncia se suma a dos acusaciones que ya pesan sobre Arias por prevaricación por permitir en 2008 un proyecto minero canadiense en un corredor ecológico antes de que se presentaran los informes finales del impacto medioambiental que provocarían las obras. Por el momento, el expresidente está a la espera de que un tribunal decida si se llevará a cabo un juicio por los hechos.

Arias, a través de sus abogados, ha negado los hechos y ha asegurado que lo demostrará ante los tribunales. "Rechazo categóricamente las acusaciones que se me hacen. Nunca he actuado irrespetando la voluntad de ninguna mujer", ha indicado.

Contador

Lo más leído en Sociedad