13 de julio de 2016

Muere un joven de un disparo en la manifestación de camioneros en Duitama, Colombia

Muere un joven de un disparo en la manifestación de camioneros en Duitama, Colombia
REUTERS

BOGOTÁ, 13 Jul. (Notimérica) -

Las autoridades del municipio de Duitama, departamento de Boyacá, en el centro nororiental de Colombia, han confirmado la muerte de un joven de 27 años identificado como Luis Hernando Sáenz en las protestas de los camioneros de este martes, según informa el diario local 'El Espectador'.

Uno de los testigos presentes en dicha manifestación ha asegurado al periódico que el responsable de la muerte del camionero ha sido un agente del Escuadrón Móvil Antidisturbios, la ESMAD. El joven falleció de un tiro en la cabeza, conforme a las declaraciones del testigo, que concedió una entrevista a 'BLU Radio'.

"Los señores del ESMAD se nos acercaron. Él (Sáenz) estaba hablando por celular y un agente le disparó -a un metro y medio de distancia- en la cara. No lo vi solo yo, sino todas las personas que estaban ahí", comentó Luis, como se ha hecho llamar el declarante.

REGIONES ENTERAS SIN NADA QUE COMER

Hace 37 días comenzó el paro de camioneros más largos de la historia de Colombia. El gremio protesta contra la mala gestión del gobierno colombiano en relación al sueldo de los transportistas, las tasas, el valor de los trayectos y el pago de peajes, entre otros asuntos.

Lo que comenzó siendo un asunto político ha pasado se ha transformado en una preocupación social. Se trata de un asunto clave que afecta a todos los vértices de la sociedad: los agricultores ven como sus cosechas se pudren y los ciudadanos no encuentran nada que comprar en los supermercados.

No hay acuerdos con el Ejecutivo del presidente, Juan Manuel Santos, quien ha asegurado que "no cederán al chantaje ni a la violencia" a pesar de que el ministro de Transporte del país, Jorge Eduardo Rojas, haya intentado mediar en el asunto para mejorar las condiciones laborales de los camioneros.

No hay conciliación a pesar de la huelga y las necesidades básicas de la población y las protestas se están volviendo cada vez más violentas. De hecho, se ha ordenado la militarización en las vías con un despliegue de las Fuerzas Armadas para garantizar la seguridad de los conductores.

Sin embargo, se siguen sumando nombres a la lista de heridos por estas protestas. Entre ellos, destaca el gobernador de Boyacá, Carlos Amaya, quien fue atacado este martes mientras se dirigía a la Cámara de Comercio de Dultama.